2 julio 2016 Libros, Ocio

Poema de Isabel García

El mundo de los sentimientos es todo un universo tan particular y personal que difícilmente se pueden definir con aquellas palabras que conocemos y manejamos. El amor es ese enigma que recorre al ser humano, a lo largo de toda su vida, y que va dejando estelas de luz sobre su propia existencia. Pero si ese amor, además, es el que ofrecemos a los hijos, entonces aún está rodeado de mucha más calidez, más luz, más eternidad.

Pero ¿cómo lo expresamos, lo comunicamos, lo compartimos? Sólo a través de la poesía se pueden encontrar esos hermosos brotes de sentimiento con los que poder hablar sobre aquello que amamos sin límite. Y así es como nos llega este hermoso poema titulado “Nana” y que nace de ese amor ilimitado hacia los hijos. Isabel García Jover, nos transporta, de una manera sencilla, pero especialmente profunda, hacia el corazón de una madre que vela el sueño de su bebé.

NANA

Duerme, duerme mi niño, duerme, duermete ya.

Que las estrellas te miran y te quieren acunar. Duerme, duerme mi niño, duermete ya, que tienes que descansar y si no te duermes la luna se va a enojar.

Duerme, duerme mi niño, duermete ya, duerme tranquilo que mañana amanecerá y tus ojitos volverán a brillar de felicidad.

Duerme ángel de mi vida, lucero de mi corazón. Duerme sin miedo, duerme sin temor, que estoy a tu lado y velo tus sueños con mucho amor, dibujando sonrisas para que sean de color.

Duerme, duerme mi niño, duerme, duermete ya.

Poema | Isabel García Jover – Alas de Mariposa
Foto | Pixabay – 789083

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *