16 abril 2016 Embarazo, Libros

poema embarazo Sacra

Saber que estamos “embarazados” es siempre motivo de alegría, sobre todo cuando se está esperando con especial anhelo y parece que ese pequeño bebé no quiere venir. Esa, al menos, fue mi experiencia como madre. Así que dedicándome al mundo de las letras no podía, al menos, más que dedicar mis versos a ese pequeño ser que se estaba gestando dentro de mí. Buscar las palabras exactas, aquellas que definan esa explosión de gozo infinito, es sumamente complicado, pero también resulta placentero ya que puedes, además, compartirlo con el resto de mamás y papás que se sienten en ese estado.

Aquí os dejo una pequeña muestra de ese sentimiento que se produce al encontrarnos, de lleno, con nuestro vientre lleno de vida y luz. Ese milagro en el que la Naturaleza se derrama, tiene todo el sentido para una vida que anhela crear otra vida. Espero que os guste y os sirva para conectar con esa voz chiquita que crece en vuestro interior.

ESTÁS AQUÍ

Estás aquí,
sonriéndonos desde el océano lunar de mi vientre.
Estás aquí,
dibujando una frutal sonrisa alrededor de mi ombligo,
como un jardín de estrellas alumbrando el vacío.
Estás aquí,
me miras desde el pozo angular de mi cadera,
desde el paraíso secreto de mi esperanza,
desde el profundo silencio de mis entrañas infinitas.
Estás aquí,
has llegado sembrando azucenas y alegría,
vergeles poblados de pájaros y poesía,
horizontes azules sobre la inmensa primavera de los brazos.
Estás aquí,
redondo y magnánimo.
Estás aquí,
hijo mío, hijo nuestro,
te esperamos.

Foto | Carteles con

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *