20 julio 2013 Entretenimiento

Damián ya ha nacido

Escribir para los niños supone una de las mejores experiencias que puedan ocurrirle a un escritor. Es por ello que, aunque la mayoría de producción literaria la dediquen a los adultos, siempre dejan un hueco para dejar volar su imaginación y fantasía para recuperar aquellos niños que fueron, que creyeron en historias mágicas y que vieron la vida a través de los ojos de la luz de la inocencia.

Pero si cualquier género literario se presta para escribir sobre la infancia, la poesía especialmente es capaz de abrir alas, desterrar miedos y lanzarnos a la aventura del lirismo sin ningún tipo de freno. Además ¿qué mejor regalo puede ofrecerse a un recién nacido que unas palabras que broten del mismo corazón? Es por esto que aquí os dejo un poema recién salido de la tinta que nace del mismo amor, un poema para un recién nacido, y que también es el tuyo.

DAMIÁN YA HA NACIDO

Como la luz almendrada de la eterna primavera,
el gorjeo precioso de un jilguero de lluvia,
la raíz fecunda del primer abrazo
y ese susurro inmediato de la hierba precisa.

Como el milagro perenne de los días iguales,
la verbena remota de la historia inventada,
el fugaz paraíso de los hombres azules
y el milenario enigma de los besos sin norte.

Damián ya ha nacido.
Lo dicen las corolas del jazmín y el jacinto,
el suave aleteo de la espuma marina
y ese íntimo arrullo de los brazos amantes.

Así, en el furor de la luz y el asombro,
tras los espejos de la tierra infinita,
Damián se ha hecho vida, barros, musgo, estrella,
se ha hecho eternidad en nuestras huellas de caminantes.

Poema | Sacra Leal
Foto | Imagui

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *