7 mayo 2017 Embarazo

Tips para tener en cuenta

Existen momentos dentro del embarazo en los que se aconseja evitar los viajes largos, especialmente durante el primer trimestre y unas cuatro semanas antes de la fecha del parto. Además, los obstetras no aconsejan el vuelo (en ningún momento) de las mujeres con embarazos riesgosos.

Si el embarazo transcurre de manera normal no estarían contraindicados los viajes. Si se deberían evitar los viajes largos o que pueden ser pesados. La mejor época para viajar es durante el segundo trimestre, cuando no hay riesgo de aborto y no es frecuente que se genere un parto prematuro. A pesar de estos puntos sería importante viajar a sitios donde tengan buenos servicios sanitarios.

Tengamos presente que, por lo general, los viajes en avión son seguros y no son un riesgo para los bebés no para la mujer embarazada, pero existen algunos aspectos que se pueden tener en cuenta.

Un punto que debemos considerar es que si no existe la posibilidad de moverse por la cabina del avión se podrán sufrir calambres o una inflamación de las piernas, incrementando la posibilidad de desarrollar trombosis venosa profunda, una patología que aumenta siempre en los embarazos. Si vas a tomar un vuelo de larga duración te aconsejamos levantarte y caminar cada hora, hora y media para conseguir una correcta circulación

Recomendaciones para antes del vuelo

Existen algunas recomendaciones que deberías tomar en cuenta antes de planificar tu vuelo. Recuerda que en embarazos simples y vuelos de larga distancia se podrá volar hasta la semana 36, si el embarazo es múltiple y el vuelo es de larga distancia solo lo podrán hacer antes de la semana 32.

Si el embarazo presenta complicaciones no deberías volar, ya que se podría generar riesgo de parto prematuro o de aborto espontáneo.

Si se ha pasado la semana 28 de gestación se puede volar pero con un certificado médico que confirme el óptimo estado de salud, que anuncie que estamos frente a un embarazo normal y en el que figure la fecha probable de parto. Además se deberá mencionar los antecedentes de problemas anteriores, grupo y factor sanguíneo, antecedentes de hipertensión, alteraciones de la placenta.

Sabemos que los viajes en avión no tendrían que incrementar el riesgo de un parto prematuro, pero algunas empresas aéreas restringen el viaje a partir del séptimo mes para evitar que el parto tenga lugar en el avión.

En el caso de que sea considerado necesario el capitán del avión denegará el permiso de viajar, considerando que podría existir un riesgo para el mismo o para el resto de la tripulación.

Vía | Te interesa
Foto | Pixabay – Vulletrain

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *