24 junio 2015 Embarazo, Nutrición

Pipas de girasol y embarazo

Uno de los nutrientes fundamentales para que el embarazo se desarrolle perfectamente y nuestro bebé crezca sano son los folatos. Aunque se trata de un nutriente que se encuentra en muchos alimentos, seguro que lo conocemos más como ácido fólico y, sobre todo, tomándolo como suplemento nutricional antes y durante la gestación.

Los folatos son fundamentales para la formación, desarrollo y maduración de los glóbulos rojos, que son los responsables de transportar el oxígeno por todo nuestro organismo, tarea que se convierte en vital, y mucho más necesaria, durante los nueve meses de la gestación. La ausencia de este elemento en nuestro organismo provoca serios problemas de crecimiento fetal, siendo el responsable de un problema tan serio como la espina bífida.

Y si hablamos de folatos y de un alimento altamente rico en ellos nos encontramos con las pipas de girasol, ese fruto seco que nos tiene enganchados a muchas y nos acompaña, especialmente, en nuestros ratos de ocio. Por eso resulta ideal para las embarazadas gracias a su alto contenido en folatos, vitaminas del grupo B y antioxidantes. Pero además nos encontramos conque resultan ricas en vitamina E y magnesio, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y otras como el Alzheimer y el Parkinson.

Pero las pipas de girasol son, además, especialmente indicadas para las embarazadas ya que al ser ricas en folatos ayudan al desarrollo del bebé. No en vano es el alimento que tiene mayor índice de este nutriente, conteniendo el doble de las avellanas, que se encuentran en el número dos de la lista, que van seguidas de las nueces y las semillas de sésamo a larga distancia.

Página Oficial | National Sunflower Association
Foto | Hortiland

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *