1 octubre 2016 Ocio

recetas pintura casera

Una de las actividades que más gusta a los niños, y que con más ratos de placer les hace pesar, desde su más tierna infancia, es la pintura. Raro es el peque que no ha descubierto las maravillas de coger una lápiz de color, un rotulador o un pincel con témperas e improvisar cualquier superficie de la casa, más o menos valiosa, para dejar impresa su más inspiradora creación.

Para que resulte lo más divertido posible, causando el menor de los daños, tanto para nuestro entorno como para la seguridad de nuestro peque, lo mejor es dejarle que juegue con pintura de dedos. En los comercios puedes encontrar, comercializada, este tipo de pintura especial para los niños, pero también puedes fabricarla en casa, con muy pocos ingredientes y, además, te pueden ayudar los niños. ¿Quieres saber cómo? Aquí te dejo tres recetas.

Pintura de dedos con maizena

Los ingredientes que vas a necesitar son: 6 partes de agua (5 caliente y 1 fría), 2 partes de maizena y colorante alimentario.

Mezclamos la maizena con la parte de agua fría hasta que quede sin grumos. Calentar el resto del agua y retirar cuando empiece a hervir y la vamos a ir vertiendo en la mezcla anterior, poco a poco, hasta formar una pasta gelatinosa (como si fueran natillas). La separamos en recipientes más pequeños y, en cada uno, vertemos un poquito de colorante de cada color, mezclar y dejar enfriar.

Pintura de dedos con harina

Los ingredientes: 500 gramos de harina, colorante natural, 5 o 6 cucharadas de sal, 1 o 2 cucharadas de aceite, 1 o 2 cucharadas de jabón y agua.

Colocamos la harina en un bol y añadimos el colorante natural y mezclamos. Después agregamos la sal, el aceite y el jabón y mezclamos bien. Después añadimos el agua, poco a poco, hasta conseguir la textura adecuada, dependiendo si la quieres más o menos líquida.

pinturas de manos caseras

Pintura de dedos con espuma de afeitar

Los ingredientes: Espuma de afeitar y colorante alimentario.

Vamos a utilizar pequeños recipientes para formar muchos colores, nos pueden servir los papeles que en repostería se utilizan para hacer magdalenas. En cada uno de ellos vamos a poner un poco de espuma de afeitar y agregarle un color distinto. Piensa que sólo vamos a encontrar los primarios: rojo, amarillo y azul, pero si los combinamos podemos conseguir muchos más tonos.

Vías | Pinta sin parar, Artes y Ser padres
Fotos | De Martina y Copitecnic

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *