2 diciembre 2017 Embarazo, Parto

pilates en el embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo, resulta muy beneficioso tanto para la salud física como la mental de la mujer, y por extensión también para el bebé. Esos kilos que se ganan de más durante la gestación se controlan mucho mejor llevando una alimentación equilibrada y practicando algún deporte suave. Las dos claves perfectas para evitar algunas complicaciones que se nos pueden presentar como la diabetes o la tensión alta.

Dentro de esos deportes recomendados para el embarazo nos encontramos con el Pilates. Según un estudio elaborado por el doctor Rodríguez, junto al servicio de matronas del Hospital Quirón Salud Campo de Gibraltar, en Granada, la práctica de este deporte es beneficioso para el parto ya que reduce la práctica de cesáreas y la utilización de instrumental durante el alumbramiento.

Ocho semanas de ejercicio, infinidad de beneficios

Con la realización de este estudio se pretendía valorar los beneficios, o perjuicios, que aportaba la práctica del método Pilates durante el embarazo. Para ello se tomaron como muestra a 105 mujeres gestantes a las que se les dividió en dos grupos: 50 de ellas practicaban pilates dos veces por semana, y 55 no hacían ningún tipo de ejercicio.

A lo largo de ocho semanas se les hizo un exhaustivo control para comprobar si, tal y como se suponía, este método de ejercicio era beneficioso en la salud de la madre, así como en el momento del parto. A todas ellas se les fue midiendo los parámetros funcionales, el peso, la presión arterial, la flexibilidad… así como las circunstancias en las que se presentaba el parto: césarea, necesidad de instrumentos, episiotomía, la analgesia y el peso del recién nacido.

parto y pilates

Menos complicaciones en el parto

Tras comprobar todos los resultados, se ha podido verificar, por primera vez, que la practica de Pilates durante la gestación, es la más adecuada para mantener un embarazo sano y un parto con menos riesgos. Las mejorías se pudieron comprobar en la tensión arterial y también en aquellas complicaciones que se pueden presentar a la hora del nacimiento del bebé. De hecho, se pudo constatar que eran menos las cesáreas y los partos en los que se necesitaba instrumentación, pero también resultaban menos dolorosos ya que apenas se necesitaban analgésicos, descendiendo también las episiotomías.

En conclusión y, según los expertos: “un programa de actividad física de ocho semanas por medio del método Pilates mejora parámetros funcionales en las gestantes y podría beneficiar la finalización del parto”.

Vía | Quirón Salud
Fotos | Guía Fitness y Lets family

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *