26 noviembre 2013 Desarrollo

Crecimiento pies bebé
Todo en la vida de nuestro bebé se transforma de modo muy rápido durante los primeros años de su vida. De empezar siendo apenas una lentejita en nuestro útero, hasta que consigue ser autónomo, se van sucediendo cambios constantes que nos hacen ver como los seres humanos estamos siempre en plena evolución y que debemos estar ojo avizor para intentar solucionar, sobre la marcha, los posibles problemas que puedan presentarse.

Una de las partes de nuestro bebé que más cambian durante esos primeros años son los pies. No debemos olvidar que los pies son la base de nuestra estructura y nos acompañará toda la vida, por eso es importante cuidarlos y mimarlos como lo merecen. Un bebé de siete semanas de gestación ya tiene los deditos formados, así como las articulaciones necesarias al completo.

Los pies, para el recién nacido, son una especie de antenas con las que recibe sensaciones de su alrededor. Esas terminaciones nerviosas que contiene el pie, le sirven para descubrir y conocer su entorno. Generalmente pueden medir entre 7 y 8 centímetros y suelen tener forma triangular ya que los huesos de los tobillos no están fortalecidos. También su tamaño sorprende pues pueden llegar a ser hasta tres veces más grandes, con respecto a nuestro cuerpo, de cuando llegamos a la edad adulta.

Durante el primer año pueden aumentar hasta 12 centímetros, entonces el pie ya empieza a fortalecerse para que el niño pueda iniciarse en la marcha. A partir de ese momento su pie no dejará de crecer, por eso los padres debemos estar bien atentos para que lleven el zapato adecuado. Durante esos primeros años puede que aumenten de 2 a 3 tallas por año durante toda la época del crecimiento.

Vía | Cuquito
Foto | Día a día

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 noviembre 2013
  2. HFMD, una enfermedad contagiosa 5 enero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *