27 julio 2009 Consejos, Embarazo

Picor de la piel durante el embarazo
Por maravilloso que sea el embarazo, no deja de tener algunos inconvenientes. Uno de ellos, que por suerte no sufren todas las embarazadas, es el picor de la piel. Es algo normal, sucede entre el 3 y el 15 por ciento de las gestaciones, aunque puede llegar a ser muy incómodo. Se debe a la aparición de pequeñas lesiones en la piel. Si el picor es contínuo o intenso, consúltalo con tu ginecólogo para que descarte algún problema hepático.

Las estrías son la causa más común del prúrito. La piel se tensa y se reseca provocando el picor. La solución más efectiva es hidratar mucho la barriga con cremas antiestrías o simplemente con crema hidratante. Aplica un suave masaje para que la crema penetre bien en la piel.

En ocasiones pueden salir pequeñas pápulas y placas en la tripa, brazos y piernas que son muy urticantes. No son reflejo de ningún problema y suelen desaparecer con el parto, como mucho queda algún pequeño cambio de pigmentación. Dependiendo del tipo de lesión, pueden volver a aparecer o no en futuros embarazos e incluso cuando tomamos anticonceptivos. El tratamiento es también la hidratación de la zona, aunque en este caso es mejor que las vea el médico para que te recete algo más efectivo.

Un buen tratamiento casero es darte unas friegas con aceite de oliva, además la piel te quedará estupenda. Procura dejar al aire la zona que te pica el máximo tiempo posible y cuando tengas que cubrirla, utiliza ropa holgada y de tejidos frescos. Intenta no pensar en el picor, y no te rasques con las uñas u otro objeto, sólo conseguiras empeorar las lesiones y con ello el picor.

Vía | Crecer Feliz
Foto | Flickr

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *