9 mayo 2017 Consejos, Embarazo

picor y embarazo

Sentir picor o comezón en la piel no es una molestia reservada sólo a determinadas circunstancias. Más allá de que suframos algún tipo de picadura o problemas en la epidermis, la necesidad de rascarse es habitual en cualquier momento y edad de nuestra vida. Nuestra piel va cambiando, se expande, se contrae, al mismo tiempo que nuestras hormonas van y vienen haciendo de las suyas durante largos periodos de nuestra existencia.

Pero es durante el embarazo cuando nos puede resultar más molesto e, incluso, preocupante. Salvo que no sea excesivo o presente heridas o una exagerada evidencia en la piel, hay que tomarlo como algo normal que entra dentro de esas características especiales que se presentan durante la gestación. De todos modos, está bien consultarlo con nuestro ginecólogo, aunque ya se ha comprobado que un 20 por ciento de las embarazadas caen presas del más molesto picor.

La dilatación de la piel y los estrógenos son los principales culpables

Este picor, que se suele presentar especialmente durante el tercer trimestre del embarazo, se produce por varios motivos. El primero es debido a los cambios hormonales que se van produciendo a lo largo de la gestación. El aumento de los estrógenos provoca ciertas molestias que se pasarán tras el parto. Si te notas las manos rojas o las plantas de pies y palmas de manos te pican a menudo, suelen ser estas hormonas que andan haciendo de las suyas.

Otro motivo del picor es el estiramiento de la piel. Por eso notaras que la mayoría de esos picores pueden ser en los pechos o la barriga. Allí donde tu epidermis se está estirando para acoger al bebé y su alimento. También puedes notar que te salen algunas ronchas o granitos, en estas zonas, y que son más probables si es tu primer embarazo o si vienen dos criaturas.

Crema hidratante embarazo

Consejos para aliviar el picor

Si es un picor normal o si has consultado a tu ginecólogo en caso de duda, los métodos que puedes emplear para aliviar el picor son totalmente sencillos y suelen tener resultados efectivos. Existen cremas y pomadas que te pueden aliviar, pero siempre supervisadas por el médico, para asegurarnos que no contengan ningún ingrediente nocivo.

Para el día a día te vendrá bien ducharte con agua templada, ya que la que está muy caliente reseca más la piel y aumenta el picor. Sécate con una toalla suave y aplica una crema hidratante corporal que no tenga perfume, ya que algunas de ellas todavía pueden aumentar esa sensación de comezón. La ropa, mucho mejor, si es de tejidos naturales: algodón, lino… y que sean holgadas.

Vía | Vive saludable
Fotos | Bekia padres y Cómo eliminar estrías

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *