20 abril 2017 Consejos

Colocar frío en la zona picada

Los mosquitos no perdonan a nadie a la hora de picar, ni siquiera a los bebés más pequeños. En la mayoría de los casos como consecuencia aparecerán unas protuberancias elevadas de color rojo. Dependiendo de cada caso las picaduras podrían provocar un poco de dolor, en otros casos además se generará una ampolla.

Generalmente no se realiza ninguna prueba para las picaduras de los insectos en los bebés, pero para saber si el bebé ha sido picado por un mosquito después de haber pasado un tiempo al aire libre bastará con ver si el resto de la familia se rasca por las picaduras de los mosquitos.

Si en pequeño pasa mucho tiempo al aire libre, en zonas rodeadas de naturaleza, es frecuente que pueda volverse más propenso a las picaduras que un niño que está todo el tiempo encerrado en un sitio con las ventanas cerradas.

Recuerda siempre observar y controlar las picaduras para detectar cualquier signo de infección

Tengamos en cuenta que las hormigas, moscas y mosquitos se encuentran más activos al llegar el clima más cálido, por esa razón las picaduras se vuelven más habituales a partir de la primavera.

¿Qué hacer frente a la picadura de un mosquito?

En el caso de una picadura de mosquito solo tendrás que evitar el picor o comezón, para eso podrás aplicar una compresa fría o hielo envuelto en un paño o toalla. Si quieres aplicar alguna crema tendrás que consultar con el pediatra acerca de cuál será la conveniente para la edad del bebé.

Tanto la crema como el hielo aplicado sobre la picadura ayudará a evitar la sensación de picor de manera temporal, pero es difícil que el bebé se quede quieto el tiempo necesario para terminar definitivamente con el problema.

COntrolas la infección de las picaduras

Recuerda siempre observar y controlar las picaduras para detectar cualquier signo de infección. Si las picaduras siguen rojas por más de tres día y notas la aparición de pus lo ideal será consultar con el médico, quien realizará una revisión. Si no existen mayores problemas las infecciones simples podrán ser tratadas en casa usando algún ungüento antibiótico.

Será necesario tener precausiones ante la aparición de los síntomas de una reacción alérgica. Algunos bebés pueden ser alérgicos a la picadura de los insectos, en este caso notaremos que la hinchazón crece o la zona enrojecida se extiende a lo largo del cuerpo. Si notas que el bebé está teniendo dificultades para respirar o tragar llévalo inmediatamente a urgencias, podría estar sufriendo una reacción grave (denominada anafilaxis).

Para evitar que los mosquitos terminen picando a los bebés podrás tomar algunas medidas preventivas, como evitar salir con él al atardecer, cuando los mosquitos comienzan a salir. Pero no dejes de pasar tiempo al aire libre por el miedo a las picaduras, para los bebés es muy saludable estar en espacios exteriores. Podrás usar alguna loción repelente, la elección dependerá de la edad de los bebés.

Vía | Picaduras de mosquitos
Foto | Pixabay – GreyerbabyPixabay – Cruzdarocha2

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *