19 julio 2011 Consejos, Desarrollo

Uno de los temas al que debemos prestar atención con nuestros pequeños es si demuestran tener miedo al agua, esto puede resultar bastante normal, es un medio extraño que puede ocasionar diferentes sensaciones. Más aun si vamos al mar, un sitio que es imponente por su tamaño y para la vista de los pequeños es como un mundo extraño al que no le ven fin.

Hoy te daremos algunos consejos para que los ayudes con sus miedos. En primer lugar el contacto con el agua debe resultarle placentera y divertida, trasmitirles nuestra propia ansiedad no ayudará de nada, debemos estar contentas sin estar eufóricas, cuanto más tranquilas estemos más tranquilos estarán nuestros pequeños también.

Si notamos que no les gusta el agua no debemos insistir en ese momento, tratemos de divertirnos en un lugar protegidos del sol en la arena (si estamos en la playa) o sobre el césped (si estamos en una piscina). Si a tu hijo le gusta pueden disfrutar algunos juegos juntos. Pero no debemos exponerlos por largos ratos, con solo unos minutos bastará.

Cuando ya son un poquito más grandes y disfrutan jugando con las olas del borde del mar debemos explicarles que el agua es salada y esto les da un sabor diferente, lo normal para ellos es intentar beberla, ya que es lo que hacen normalmente cuando tienen sed. Si llegan a beberla seguramente les darán nauseas, pero no debemos asustarnos, si le damos agua potable o mineral seguramente el mal gusto desaparecerá.

Lo más importante es que ellos nos vean seguros como padres, si no quieren meterse en el agua esta bien, ellos también necesitan un tiempo de adaptación a las cosas.

Vía | Ser Padres Hoy
Foto | Flickr – Multisanti

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ayúdale a perder el miedo al agua 5 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *