20 agosto 2010 Consejos, Opinión

bebe

Si empiezas a notar que tu bebé tose mucho, es normal que asocies esto con problemas respiratorios graves, como por ejemplo la bronquiolitis. Pero no necesariamente tiene que ser así. Si tu hijo se alimenta bien, no presenta fiebre ni problemas al respirar, seguramente se tratará de una tos sin importancia asociada al catarro y a los mocos. En estos casos, es importante que sepas que la tos es una reacción positiva del cuerpo para facilitar la expulsión de las flemas.

Para que esta tos se detenga puedes cambiarlo de postura, ayudarlo a eliminar los mocos y no dejarlo en ambientes secos, con aire acondicionado o calefacción demasiado fuerte. Es bueno colocar un humidificador en su habitación, sobre todo a la hora de dormir. Ponlo durante intervalos cortos para evitar el exceso de humedad y una proliferación de hongos.

Otra de las cosas que hacen nuestros pequeños es tirarse del cabello sin ningún motivo aparente. Una de las causas podría ser que le pica. Solo debemos preocuparnos si esto se vuelve un habito sistemático, muy repetitivo que puede ser consecuencia de un problema en el desarrollo (sobre todo si el bebé responde con movimientos o balbuceos. en estas ocasiones deberías comentárselo al pediatra.

El hecho de tirarse del cabello es por lo general una costumbre o acto reflejo que no tiene mayor importancia. Para impedir que se lastime te aconsejamos entretenerlo con otra actividad y poco a poco le retiramos la manita de su cabeza mientras le hablamos dulcemente. Decirle que no lo haga en realidad no servirá de mucho y hasta puede ser contraproducente, si se lo toma como un juego de causa y efecto.

Vía | Ahora Mamá
Foto | Flickr – Carloswes

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *