10 marzo 2013 Consejos

Madre con niña en sus brazos

Muchas veces hemos hablado de los cambios que sufre el organismo de la madre durante el embarazo, pero existen otros cambios de los que no se suelen hablar por parecer obvios o poco trascendentes, cuando en realidad también son importantes.

Hoy nos referiremos a esos detalles que deben tener en cuenta los primerizos. Las madres, durante los primeros meses de su hijo, ya no podrán usar las uñas tan largas como siempre y tampoco es bueno pintárselas.

Si las tienes muy largas podrás, sin ninguna intención, arañarles cuando los bañas, juegas, le suenas los mocos y el la época de dentición es normal que los niños tomen nuestros dedos como juguetes y la laca puede resultar peligroso para la salud.

También dejarás de llevar esa bonita bisutería que te combinan a la perfección con tu indumentaria. Es muy frecuente que los pequeños disfruten colgándose de nuestros aretes, cosa que nos dolerá mucho, además pueden tironear y romper los collares, pulseras, etc.

Tus baños serán más rápidos, en especial si estás sola con tu pequeño, ya no pasaras largas horas relajada en la bañera. Cuando son muy pequeños insistirán en acompañarte y cuando llegan a los tres años podrán abrir la puerta sin preguntar. Por más que le coloques el pistillo verás como te espera a la salida firme como un soldado.

La intimidad con tu pareja ya no podrá ser a deshoras y en cualquier sitio, ahora pasaran a ser a oscuras, rápidas y en silencio.

Si quieres mantener tu silueta te aconsejamos que evites comer sobras. Somos muchas las que hemos caído en el error de comer las sobras de papilla, postres, etc., sin tener en cuenta la cantidad de calorías que tienen. A nadie le gusta tirar la comida, pero tampoco debemos caer en el otro extremo.

Vía | Blog El País
Foto | Flickr – Near soft

También te puede interesar