19 diciembre 2009 Consejos, Opinión, Recién Nacido

cabello bebe

Te seguimos dando consejitos de que hacer si el cabello de tu hijo es un tanto indomable, pero muy simpático.

Debes peinarlo con un cepillo suave, con cerdas finas y blandas, especial para bebés, que no le moleste ni dañe la piel. Como cualquier otro elemento de higiene, conviene que sea de uso exclusivo del bebé

¿Debe lavarse a diario?
Depende de cuánto se ensucie y de qué tipo de jabón se emplee. Si sólo usamos agua, podemos mojarlo tantas veces como queramos. En general, la cabecita de un recién nacido no necesita un avado diario, basta con asearlo cada dos o tres días. Además, la mayoría de los bebés detestan que les laven la cabeza, hay que hacerlo con delicadeza y no forzarlos si lo pasan mal. También podemos limpiársela con una esponja húmeda.

En los primero meses, basta echarle por la cabecita un poco de agua tibia en cada baño. A partir del segundo trimestre, se puede usar un jabón con glicerina y, más adelante, un champú suave de pH neutro, especial para niños. Esto evitará reacciones alérgicas.

En cuanto el corte del cabello, no existe ningún impedimento de cortárselo, en casa (se necesitan dos personas como mínimo) o en la peluquería, pero hay que tener especial cuidado de no provocar erosiones en la piel cercana y el cuero cabelludo. Además, se deben extremara las medidas higiénicas y desinfectar las tijeras y todo el material que se vaya a usar.

Es preferible cortarle el pelo frotándoselo delicadamente con una toalla suave. El secador no es aconsejable porque reseca el cuero cabelludo. Tampoco te recomendamos usar agua de colonia, ya que, dependiendo de la cantidad de alcohol y de otros componentes que contenga, puede irritarle los ojos además, al disolver la capa de grasa protectora, la colonia seca el cabello.

Vía | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *