4 diciembre 2009 Desarrollo, Opinión

pelos

Te seguimos contando sobre esos simpáticos pelos que acompañaran a nuestros hijos sus primeros meses de vida.

En realidad, ningún bebé nace completamente calvo si vemos bien, siempre es posible distinguir algunos pelitos el que tenga mucho o poco se debe a cierto componente genético y racial, aunque también puede tener que ver con el azar. Al nacer, la cabeza ya posee todos los folículos pilosos de los que después saldrá el pelo definitivo, un promedio de 120.000. Los rubios tienen unos 140.000, los castaños 110.000 y los pelirrojos 90.000.

El ritmo de crecimiento del cabello es muy lento, unos siete milímetros por mes. Puede pasar algunos meses hasta que el bebé luzca una linda cabellera. Así que mejor es que te armes de paciencia.

Hay quienes creen que se puede fomentar el crecimiento del pelo con vitaminas no es verdad. En cambio, sí lo es que un estado carencial puede influir sobre el cabello, tanto a su cantidad como n su calidad y crecimiento. Esto quiere decir que el cabello se puede ver afectado por factores excepcionales como una inadecuada o insuficiente alimentación, o por una enfermedad crónica que impida la absorción de ciertos nutrientes o que provoque un desgastar excesivo.

Existe una creencia que asegura que si uno lo pela el cabello crecerá más fuerte y de manera más extendida. Como ya se dijo antes, la cantidad y la calidad del pelo están determinadas por los genes, y nada de lo que hagamos influirá en su aspecto definitivo. Además, si lo pelamos, como el cabello crece tan lentamente tendremos que esperar unos meses más para volver a peinarlo.

Vía | Ser Padres Hoy

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 diciembre 2009
  2. De pelos (III) 19 diciembre 2009
  3. Lo bueno de ser pelirrojo 6 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *