29 abril 2013 Consejos

Niños llevados al exterior

Hace algunos días hemos hablado de la tristeza que pasan los padres separados que, por diferentes razones, pierden el contacto con sus hijos cuando sus ex parejas deciden irse a vivir al exterior. Hoy queremos mencionarte los pasos que se deben seguir para evitar que los pequeños se vean envueltos en un tema legal si estás pensando mudarte al exterior junto con tu hijo.

Lo primero que debes saber es que el cambio de domicilio de un pequeño no puede ser decidido por un solo progenitor. Esto debe ser acordado por ambas partes. Lamentablemente es común ver que en los cambios se deja de lado la opinión de uno de los progenitores.

En el caso de que se realice un traslado ilícito el progenitor afectado deberá acudir a un abogado de familia quien realizará una solicitud de restitución antes la Autoridad Central del lugar de residencia, la misma será trasladada a la Autoridad del Estado en donde se encuentre el menor.

Es importante interponer esta solicitud de inmediato, así se evitará que los pequeños se adapten a su nueva vida. Existe la posibilidad de que la restitución sea denegada, a pesar de que el traslado fuese ilícito, pero esto dependerá de cada caso en particular.

Es importante que la solicitud sea realizada bajo la supervisión de un abogado ya que el procedimiento depende del país al que se haya trasladado a los niños. A partir de la década del 80 comenzó a estar vigente el denominado Convenio de la Haya, un acuerdo internacional que garantiza el inmediato retorno de los menores que han sido sustraídos internacionalmente. El tratado se aplica a todos los países adheridos a él, entre ellos España.

El abogado José Luis Sariego considera necesario una ley como la de algunos estados americanos, en la que se comete un delito de este tipo va a la cárcel y además pierde la custodia y las visitas a sus hijos.

Vía | ABC
Foto | Flickr – Antonio Marin Segovia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cambios en la custodia compartida 21 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *