22 noviembre 2009 Embarazo, Opinión, Padres y madres, Parto

gemelos

Como en el artículo anterior, en el que hablamos de parto de mellizos, te seguiremos contando acerca de las dudas que pueden aparecerte tratando de realizar un paralelismo con lo que sería un parto único.

Aunque se crea que siempre tienen que nacer con cesárea programada, es bueno que sepas que esta intervención no siempre es necesaria. Generalmente, se la emplea cuando ha aparecido alguna complicación grave al final del embarazo que puede hacer peligrar la salud de las criaturas o de la madre. También se programa si la gestación ha llegado a la semana 40º, cuando alguno de los dos no está colocado de cabeza o si hay un retraso importante en el crecimiento de uno de los pequeños respecto del otro.

La gestación gemelar o de mellizos se considera de riesgo, pero eso sólo implica controles más exhaustivos para detener (si se presentaran) una serie de riesgos que pueden aumentar en el caso de embarazos múltiples, sobre todo en las semanas previas al parto. Hablamos de la preclampsia (hipertensión y proteínas en la orina), retraso en el crecimiento fetal intrauterino, disminución del líquido amniótico, diabetes estacional, parto prematuro

Otra duda que suele aparecer es si la dilatación es más lenta. Esta fase del parto no tiene por qué ser más larga que en uno único. Más bien dependerá de si la madre es primeriza o no. En el caso de que no lo sea, suele ser más rápido.

Con lo que respecta a la expulsión es igual que cuando nace un solo bebé, aunque entre uno y otro puede hacer una espera de 10 a 15 minutos. Una vez que ha nacido el primero, el segundo sigue monitorizado mientras se encaja en el canal de parto. Si se quiere acelerar, el obstetra puede romper l bolsa amniótica.

Fuente | Para Ti mamá

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 noviembre 2009
  2. Parto de mellizos (III) 26 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *