8 enero 2011 Parto

El parto ha podido ser visto en una resonancia magnética
Se sabe lo que sucede en el cuerpo de la mujer en el momento del parto. También se conocen los movimientos que realiza el bebé para atravesar el canal y nacer. Pero hasta hace poco no había podido ser visto. Un equipo médico alemán ha conseguido imagenes por resonancia magnética de un nacimiento. Las imagenes son espectaculares, la que encabeza estas líneas solo es una de las cinco o seis que ha publicado El Mundo.

No ha sido sencillo, se han tardado dos años en prepararlo todo. Era necesario que la resonancia fuera abierta para que la madre pudiera colocarse correctamente y los médicos pudieran atenderla. La intención del equipo era que el parto discurriera con normalidad sin que la prueba lo afectara o modificara. Se buscó una mujer con poca estatura para que pudiera estar más cómoda sobre el equipo. Además no podía ser primípara y sus partos anteriores debían haber sido vaginales, no por cesárea.

La resonancia magnética es como un enorme imán que atrae los objetos metálicos, por tanto tuvieron que emplear instrumental especial, de titanio y plástico para no alterar las imágenes. El monitor fetal, por el mismo motivo, no podía ser el habitual y se creo uno nuevo ex profeso para esta prueba. Otro de los problemas era el movimiento. Cualquiera que se haya realizado una resonancia magnética sabe que hay que estar muy quieto. En el caso de una madre dando a luz, eso es imposible. Felix Güttler, director del proyecto explica que, “La forma que tiene esta prueba de obtener imágenes es similar a la de las cámaras fotográficas. Necesita luz pero cuanta más cantidad entra, más difícil es captar una escena en movimiento con claridad. Para lograrlo, tuvimos que ajustar la secuencia de la resonancia”.

Una de las finalidades de esta investigación es aprender más acerca de los motivos por los que un parto puede complicarse y terminar en una cesárea. Las imagenes obtenidas en tres dimensiones y con gran detalle, darán mucha información a los autores del estudio. Según explican, “Las imágenes son espectaculares. Muestran qué movimientos realiza el feto en el canal de parto, cómo se mueven sus huesos y cómo cambia de forma su cabeza durante el nacimiento”.

El parto duró 45 minutos y la prueba en total una hora. Algunas de las impresionantes imágenes pueden verse en la página de ACTEDI. Fascinantes, ¿no te parece?

Vía y Foto | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *