25 abril 2012 Salud

parpado caido
Sabemos que los párpados son los órganos que cubren la totalidad del ojo para protegerlos del exterior, pero en ocasiones podemos encontrar, tanto en adultos como en niños y bebés, el hecho de que uno de ellos no se desarrolle como debería, dando la sensación de un ojo parcialmente cerrado.

A esta imagen se la denomina ptosis o caída del párpado superior, lo cual tiene su solución tomando las medidas adecuadas cuanto antes. Se produce debido a una debilidad muscular en el órgano en cuestión, lo cual impide su flexibilidad y que cumpla por completo la función de cubrir el ojo al cien por cien. Puede afectar a uno o a los dos ojos y se puede presentar en grados desde leve hasta grave, dependiendo de la caída que tenga el párpado.

No es fácil detectarlo a la hora del parto. Al nacer, el bebe presenta un aspecto edematoso que impide poder reconocer si posee esta o alguna otra imperfección. Sólo durante el crecimiento del niño en los primeros meses es posible detectarlo.

Es necesario acudir de inmediato al pediatra para delimitar la gravedad que pueda tener y si es necesario derivarlo al oftalmólogo, el cual diagnosticará en cuanto puede afectar a la visión del niño y si es necesaria o no la intervención quirúrgica.

Aunque existen otras causas por las que se puede derivar esta imperfección, tales como que el niño haya cogido frío, por lo que es más propenso a estar continuamente cerrando el ojo para protegerlo, o que se haya arañado mientras duerme, la mejor solución es acudir al especialista para que nos saque de dudas y poder corregirlo cuanto antes.

Via | Crecerfeliz
Foto | sxc-greyman

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *