4 septiembre 2011 Opinión, Otros, Padres y madres

Hay quien no quiere hijos
En España tenemos el vicio de meternos en la vida de los demás, solo hay que ver los programas que triunfan en la tele para comprobarlo. Damos opinión sin que nos la pidan, aunque no nos gusta nada recibirla. Las madres somos especialmente conscientes de lo entrometida y criticona que es la gente. Nos cuestionan, nos cuestionamos, todo lo referente a la maternidad. Si es pronto o tarde, si los niños se llevan mucho o poco, si toma bibe o teta, si optamos por uno u otro modelo de crianza, si preferimos educación pública o privada, etc. Todo es susceptible de ser criticado, juzgado y comentado.

Pero la intromisión comienza incluso antes de tener niños. Cuando una pareja lleva junta un periodo de tiempo “razonable”, comienzan las preguntas y comentarios sobre los hijos, ¿para cuando?, cuanto antes mejor, esperad unos años no tengaís prisa, se te va a pasar el arroz, yo con tu edad ya tenía X… Cuando se desea ser madre y no se puede, las preguntas pueden ser muy dolorosas. Pero, tener niños no es una obligación, es una elección.

En La Voz de Galicia preguntan a cuatro mujeres por sus motivos para no ser madres. Ninguna de ellas da su nombre real, lo que nos puede dar una idea de la presión social y la incomprensión que sienten. Voluntariamente han renunciado a lo que parece que se considere un deber de la mujer o la pareja.

Una de ellas cuenta que nunca ha querido tener un bebé y que su marido y ella viven felices el uno para el otro. Otro de los testimonios habla de un legado genético que no quieren dejar y la falta de instinto. La tercera pareja no vió nunca la motivación para tener niños, ni para no tenerlos, lo que sumado al miedo físico que le produce a ella ha sido determinante para que sean un matrimonio sin descendencia. La última pareja no quiere tener niños para que se los cuiden en una guardería, ni quieren ser protagonistas de algunos espectáculos que han vivido con niños maleducados y padres indolentes.

Sea cual sea el motivo, si una mujer no quiere tener hijos, es cosa de ella. Deberíamos dejar de una vez de meternos en la vida de los demás y preocuparnos un poquito más por lo que tenemos en casa, ¿no crees?

Vía | La Voz de Galicia
Foto | Flickr-D’Arcy Vallance

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • JOSE ANTONIO

    No tener hijos es una decisión madura y personal de la pareja; pero ocurre que vivimos en un país tan hipócrita que este tipo de gente da miedo y envidia en partes más o menos iguales.
    Para combatir a esta gente, la sociedad lanza mensajes maniqueos porque lo que interesa al poder y a la iglesia es que haya procreación para mantener los estamentos. De ahí que quien no procree por decisión personal sea tan mal visto y hasta peligroso.

  • Inés

    Cada vez hay más parejas sin hijos y coincido con José Antonio en que son un peligro para el orden establecido.
    Por varios motivos:

    1. Una pareja sin hijos tiene más libertad de movimientos a la hora de dejar un trabajo poco satisfactorio por ejemplo porque puede arreglárselas con menos dinero.
    2. Una pareja sin hijos tiene más tiempo para pensar. Otro peligro para el orden establecido.
    3. Una pareja sin hijos puede jubilarse antes y dedicarse más a sus cosas. Es menos explotable por el sistema.
    4. Normalmente las parejas sin hijos son menos conservadoras.

    Lo miremos por donde lo miremos el sistema nunca va a aceptar de buen grado que las parejas no tengan hijos, aún sabiendo que la superpoblación amenaza nuestra salud.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *