20 noviembre 2009 Embarazo, Noticias, Salud

los parches y los chicles para dejar de fumar podrían ayudar a las embarazadas

Un nuevo estudio ha salido a la luz que vuelve a poner en jaque las contraindicaciones y terribles perjuicios que contiene el tabaco durante la época de gestación. Sin lugar a dudas mantener el hábito de fumar estando embarazada es sólo una cuestión personal que, a menudo, se solapa con la idea contradictoria de evitar contagiar al feto con nuestra ansiedad si intentamos prescindir de la nicotina.

Quizás para que esto no ocurra y nuestro bebé pueda desarrollarse sano, libre de toda invasión tóxica, unos científicos estadounidenses han llegado a la conclusión, tras varios estudios y voluntarias examinadas, que los parches de nicotina y chicles que se utilizan para los tratamientos antitabaco podrían ser efectivos, sin provocar efectos secundarios, durante la época gestacional. Un buen número de mujeres y ginecólogos se muestran escépticos.

El equipo de la doctora Swamy, del Centro Médico de la Duke University, en Carolina del Norte ha querido demostrar que estas terapias ayudan a la población fumadora, en general y a las embarazadas, también, de forma eficiente. De entre todas las mujeres gestantes que se sometieron al estudio, un 24% abandonó la adicción, el triple más que aquellas que no fueron tratadas con ninguna de las opciones anteriores.

De todas aquellas que sí optaron por lo parches o los chicles, casi un tercio tuvo problemas con el embarazo, frente a un 17% que no usaron estos productos. También es cierto que el riesgo más alto en sufrir estas complicaciones lo presentaban las mujeres que habían tenido problemas en anteriores embarazos y aquellas otras que utilizaban analgésicos. Según el equipo médico el parche no tuvo un efecto directo con estas complicaciones.

De todos modos, tal como cabía esperar, el estudio finaliza con la doble lectura de que el parche no es absolutamente seguro aunque, a tenor de los resultados, siempre sería un mal menor frente a las grandes fumadoras que, durante el embarazo, ponen en peligro la seguridad de su bebé.

Vía | Público

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *