20 diciembre 2013 Consejos

Imagen de bebe durmiendo

Te brindaremos algunos consejos para que sepas la forma en que debes actuar frente a una parada cardíaca. Lo primero que debes saber es que las paradas cardíacas en los pequeños tienen diferentes causas que las sufridas por los adultos.

La asistencia inmediata es fundamental en algunos casos, por ejemplo cuando un niño ha perdido la conciencia luego de una caída o cuando un bebé no puede respirar como consecuencia de un atragantamiento.

La pediatra especializada en Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital 12 de Octubre, Silvia Belda, señala que en los adultos las paradas suelen ser generadas por problemas cardiacos, porque no le llega suficiente oxígeno al corazón. En estos casos es necesario realizar una desfibrilación.

En el caso de los niños: “las causas de parada suelen ser de etiología respiratoria. Es mucho más importante ventilarles y darles oxígeno que en los adultos, entre quienes lo fundamental es iniciar el masaje rápidamente“.

Por eso es fundamental llevar adelante un protocolo preestablecido de primero auxilios en bebés y niños. Mientras alguien llama urgentemente al 112 se le debe realizar al menos un minuto de reanimación cardiovascular. Normalmente y ante la situación y el temor que se genera las personas suelen asumir que los niños son adultos pequeños, pero no es así. Su anatomía es diferente. Antes de reanimar se deben abrir su vía aérea para así pode alinear los ejes faríngeos y laríngeos.

Otros puntos que se deben tener en cuenta: se aconseja ventilar tanto la boca como la nariz, el masaje cardiaco en los niños requiere menos fuerza (en los bebés sólo bastará usar dos dedos), por la cantidad de latidos por minutos se deben hacer más acciones por minutos y con mucha menor fuerza.

Silvia Belda nos tranquiliza señalando que “la parada es muy poco frecuente en los niños“, antes de nada es fundamental mantener la calma y comenzar las maniobras lo antes posible.

En los casos de atragantamiento se debe actuar de otra manera. La profesional señala que es necesario tumbar al bebé boca abajo y darle cinco golpes interescapulares energéticos. Luego hay que tumbarlo boca arriba y darle un masaje. Se van intercambiando ambos procedimientos hasta conseguir que el bebé expulse el objeto extraño.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Audrey Bordes

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 diciembre 2013
  2. Soplo cardíaco en bebés y niños 5 agosto 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *