22 julio 2015 Noticias

Parque con dibujos

Layla nació con una pequeña catarata en el ojo derecho es por ello que los médicos decidieron colocarle un parche para que reforzara su visión y no fuera necesario operarla. Ante tal eventualidad, a su padre no se le ocurrió otra cosa que hacerle un dibujo cada día para que la pequeña luciera así de divertida. Aunque imaginamos que siendo un bebé no tenía conciencia de sentirse diferente a los demás, al menos su papá quiso que luciera espléndida y llena de imaginación.

Como buen usuario de las redes sociales, y con el fin de mostrar, no sólo su trabajo sino también ofrecer ideas al resto de los papás que estaban pasando por este trance, creo una cuenta en Instagram llamada Layla’s Patches, en la que cuelga todas las fotos de la niña y la evolución que ha tenido a lo largo de este tiempo.

Afortunadamente esta explosión creativa tiene periodo de caducidad. Será a los 4 años cuando, según los expertos, la peque tendrá que prescindir de su parche, ese mismo que le ha evitado tener el ojo vago y que su padre ha decorado con tanto cariño.

Entre los dibujos que encontramos están sencillos como bonitos arco iris, círculos, palabras o, incluso, su nombre. Pero también hay otros más elaborados como sus personajes favoritos del cine o la televisión: Winnie the Pooh, Los Minions, la Señora Pot de “La Bella y la Bestia” o el Monstruo de las Galletas de “Barrio Sésamo”.

Vía | Atresmedia
Foto | Ser Padres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *