21 agosto 2009 Nutrición

palabras necesarias para hablar de nutrición

Puede resultar que, en algunas ocasiones, hablemos de nutrición con términos de los que desconocemos su significado, por eso ahora vamos a resumir, a grandes rasgos, esos tecnicismos que nos pueden ayudar para elaborar una dieta sana y equilibrada para toda la familia, especialmente en el periodo de gestación y en los menús para los más pequeños de la casa.

LÍPIDOS. Es el nombre genérico de un grupo muy amplio de sustancias solubles en disolventes orgánicos. Para el organismo son una reserva de energía, son precursores de hormonas, forman parte de las membranas celulares y algunos son vitaminas liposolubles. Es importante que se encuentren presentes en la dieta aunque hay que respetar la cantidad sugerida de consumo, evitando los abusos. Los alimentos que contienen más lípidos son: aceites (oliva, girasol, maíz…), semillas como las nueces, los cacahuetes, las almendras…, grasas como la mantequilla, la manteca o la margarina. Chocolate, aguacate y algunos tipos de carne.

PROTEÍNAS. Es una cadena larga formada por la unión de partículas que se llaman aminoácidos. Entre sus funciones se encuentran: aportar energía, cuatro calorías por cada gramo, unirse para formar las cadenas de las proteínas y son los precursores o materia prima de muchas otras sustancias que el cuerpo produce. Se obtienen de la carne, del pescado, huevo, leche, productos lácteos y ciertos vegetales como las habas o las lentejas.

CARBOHIDRATOs o HIDRATOS DE CARBONO. Constituyen la principal fuente de energía de la dieta. A este grupo pertenecen las féculas de las harinas y los azúcares. El más abundante es el almidón que está presente sólo en los alimentos vegetales, en especial en los cereales, tubérculos y leguminosas. Y en menor grado en algunas frutas como el plátano. Hay que llevar cuidado con el exceso de consumo de azúcar ya que ello nos puede llevar a las caries dentales y parece asociarse a la arterosclerosis junto a otros trastornos.

VITAMINAS. Son compuestos que realizan funciones importantes dentro del organismo. En su mayoría son indispensables para nuestro organismo. Se clasifican en hidrosolubles, aquellas que son solubles al agua (complejo B, vitamina C, niacina, ácido pantoténico, ácido fólico y biotina) y liposolubles, que son las solubles en lípidos y grasas (vitaminas A, D, E y K).

MINERALES. Son sustancias químicas que pertenecen al reino animal y cumplen diversas funciones dentro del organismo.

Vía | Al Bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 agosto 2009
  2. Cocina para Superbebés ofrece consejos alimentarios y recetas para los bebés 8 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *