27 febrero 2015 Embarazo, Padres y madres

padres miedo sexo embarazo

Son muchos los papás que se sienten especialmente preocupados, temerosos e, incluso, aterrados con sólo plantearse la idea de practicar sexo durante el embarazo. La sensación, según muchos de ellos, es como la de invadir un terreno que sólo, y exclusivamente, pertenece al bebé. Pero son una mayoría los que piensan que, esta práctica, puede hacer daño tanto a la madre como al hijo.

Salvo en el caso de embarazos de alto riesgo, en el que será el mismo ginecólogo el que nos advierta y prohíba, practicar sexo durante el embarazo no sólo no es perjudicial, sino que resulta especialmente placentero y beneficioso para la relación entre ambos. Pero si te encuentras con que tu pareja está reticente y el temor le paraliza, quizás estos consejos te ayuden a convencerlo.

  • La comunicación es fundamental para la pareja en todas las etapas de su vida, y mucho más en estos momentos. Hablar abiertamente de nuestras necesidades sexuales y sentimientos es necesario para salvar este temor.
  • Las relaciones sexuales afianzan el vínculo de la pareja, por lo tanto son beneficiosas para la salud sentimental de los progenitores. Además los movimientos y las contracciones en el útero balancean al bebé, lo que le produce, también, un suave placer.
  • En el embarazo el placer sexual es mayor por varios motivos. En la mujer hay mayor tránsito sanguíneo en el útero y las paredes de la vagina, lo que le provoca más placer. En el hombre, suele existir un mayor deseo al notar los cambios físicos en su mujer: aumento de pecho y curvas más pronunciadas.
  • Es un momento ideal para romper la rutina y buscar posturas nuevas. Especialmente en el último trimestre, cuando la tripa es prominente, hay que afinar la imaginación y buscar modos nuevos y distintos para disfrutar.

Vía | Consumer
Foto | Beybies

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *