14 diciembre 2013 Consejos

Papás celosos con el bebé

La llegada del bebé a una casa supone una infinidad de cambios que a veces no somos capaces de digerir de la forma correcta. Es cierto que cada uno tenemos nuestro ritmo, nuestra forma de entender y vivir la vida, y, sobre todo, nuestra manera de entender y disfrutar del amor. Comparar el sentimiento que se tiene hacia los hijos con respecto al de la pareja es totalmente absurdo, quizás por eso surgen los problemas cuando intentamos equiparar uno con otro.

Para los padres primerizos la llegada del bebé es una bomba. La vida cambia tan radicalmente que a menudo no sabemos poner en orden todos esos cambios y se producen ciertos desequilibrios que nos pueden llevar a situaciones críticas con respecto a la relación entre la pareja. En el caso de los hombres todavía más cuando ven que la madre dedica, casi todo su tiempo, al cuidado del recién llegado.

La falta de implicación en los cuidados del pequeño, las excesivas exigencias a la hora de hacerlo perfectamente, los horarios cambiados, las noches en vela, los fines de semana sin fiestas nocturnas con los amigos o el nuevo ritmo en la práctica sexual, son solo algunos de esos cambios que pueden provocar que el hombre, casi de forma inconsciente, sienta un cierto rechazo por aquel “extraño” que ha venido, no solo ha trastocar su día a día, si no también a arrebatarle el amor de su pareja.

Pero, entonces, ¿qué podemos hacer? Una de las bases primordiales está en la comunicación. Las mamás debemos comunicar y compartir con papá los cambios del bebé, haciéndole partícipe de lo nuevo que aprende cada día y dejando que nos ayude en las tareas de su cuidado. Al mismo tiempo hay que ser comprensiva ante sus quejas y, cuando la edad del bebé nos deje, permitirnos una salida, de vez en cuando, solo para dos.

En cuanto a los padres deben implicarse de forma activa en la crianza de su hijo y entender que esta nueva etapa va a traer nuevas y maravillosas experiencias. Leer libros de paternidad o hablar con otros padres sobre esta etapa le puede ayudar mucho a entender que se trata de una época estupenda que no deben perderse. Hablar con su pareja, siempre con respeto y amor, sabiendo que somos insustituible e irrepetibles y jamás, jamás, se pueden comparar los amores.

Vía | Ser padres
Foto | Padres on-line

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 diciembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *