13 junio 2009 Embarazo, Padres y madres

parto

En la actualidad aun quedan muchos mitos para desterrar en cuento a la presencia de los hombres en el parto. Desde ya que sabemos que su presencia es muy importante, tal es as√≠ que la Organizaci√≥n Mundial de la Salud recomienda que todas las mujeres puedan estar acompa√Īadas por su pareja en el momento tan esperado.
Es importante que el padre sepa que es estos momentos debe acompa√Īar con el mayor silencio posible y brindarle a su mujer sensaci√≥n de seguridad. Debe tratar de no interferir en el desarrollo natural del parto y velar porque nada ni nadie lo haga.

Hasta hace poco tiempo se creía que los hombres en el parto solo se limitaban a mirar, pero ahora se sabe que pueden participar en forma más activa. Ya no es un simple invitado sino un protagonista, ya que su mujer lo necesita y su hijo también.

Los papás deben estar alertas a los diferentes signos que indicaran que ha llegado el momento esperado para el nacimiento de su hijo. Cada parto es diferente, y también se desencadena de formas diferentes, pero una pista clave es ver que las contracciones se van desarrollando de forma más rítmicas y se van haciendo más intensa y seguidas o puede producir una rotura de la bolsa de líquido amniótico.

Para ir a la maternidad, si no hay situaciones de riesgo diagnosticada lo determinar√° la mam√°. Si est√° c√≥moda en casa el proceso ser√° m√°s descontracturado, ahora s√≠, cuando ella te lo pida acomp√°√Īala, no estar√° jugando.

Otro secretito que le damos a los pap√°s, es que el parto no es desagradable ni sangriento, como la mayor√≠a de la gente lo piensa. El parto es normal y natural. Es un hecho digno de ser presenciado, un verdadero milagro de la vida. Y si ves que ella sufre, no te asustes, solo acomp√°√Īala. Respetar los deseos de la mujer en ese momento es muy importante y es un gran acto de amor.

Fuente | Saber Vivir

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *