24 junio 2009 Noticias, Salud

Un padre denuncia que su hijo se intoxicó con unas vacunas. Sanidad lo niega
El padre de un niño de 3 años, Manuel García, considera que su hijo fue intoxicado con mercurio a través de unas vacunas que le inocularon. Como consecuencia el pequeño habría desarrollado pequeños síntomas de autismo. Desde que comenzó a investigar lo ocurrido con su hijo, el Sr. García dice que le han contactado otros diez padres con la misma sospecha.

La causa podría ser que estos menores no pueden eliminar las toxinas de su cuerpo, como los metales pesados, y que estos pueden ser asimilados por el organismo y causar diferentes síntomas del espectro autista. Manuel atribuye la intoxicación por mercurio a las vacunas que contienen timerosal y que, según indicó, han causado en su hijo “320 veces más arsénico de lo normal” en una analítica de orina; “cinco veces más mercurio de lo normal”, también en la orina, y “12 veces más mercurio de lo normal”, esta vez en el cabello.

Por su parte el Ministerio de Sanidad y Política Social, asegura que no hay ningún estudio que certifique que el thiomersal o timerosal, que se usa en algunas vacunas como conservante, provoque daños neurológicos o autismo. Aseguran conocer que hay alguna demanda de colectivos que preguntan el motivo de la inclusión del thiomersal en las vacunas y afirman que si se comercializa es porque está provado que no tiene efectos adversos.

Los últimos informes de la Agencia Europea del Medicamento, recomienda reducir el mercurio de los productos sanitarios. Según Sanidad es posible que desaparezca de algunas vacunas, pero sólo por seguir esta recomendación y no porque pueda causar algún síntoma de autismo. En Estados Unidos y Reino Unido ha habido reclamaciones que no han prosperado por falta de pruebas.

Vía | Europa Press
Foto | Ecología verde

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *