27 noviembre 2017 Parto

oxido nitroso o gas de la risa

Uno de los temores más extendidos en el gran universo de las embarazadas, es el temor ante los dolores del parto. Aunque a lo largo de esos nueve meses estamos deseando ver la carita de nuestro bebé y disfrutarlo en los brazos, ese momento crítico en el que va a independizarse de nuestro cuerpo, es uno de los más temidos de todo el proceso. Es por ello que muchas madres optan, a fin de evitar el sufrimiento, por utilizar algún método de anestesia que les haga pasar el mal trago de una manera más liviana.

La anestesia más utilizada, en los últimos tiempos, es la epidural. Pero aunque la avalan un buen número de ventajas, también tiene algún que otro inconveniente. Es por eso que desde algunos países se ha puesto de moda la utilización de otro método, menos invasivo y, sobre todo, más económico. Se trata del óxido nitroso, también conocido como gas de la risa.

Permite participar del parto de forma activa

El óxido nitroso se está utilizando en los paritorios de algunos hospitales de Estados Unidos, Australia, Finlandia y Canadá, y resulta ser un método analgésico con más ventajas que la epidural o la sedación total ya que permite a la madre estar controlando el parto en todo momento puesto que es ella misma la que lo va inhalando dependiendo de como le aparezcan los dolores.

Este gas no perjudica ni a la madre ni al bebé, y se inocula a través de una mascarilla que es controlada por la parturienta. Es así como al notar el dolor punzante de la contracción, es ella misma la que inhala cierta cantidad para que ese momento sea menos doloroso, ya que su efecto es inmediato. La ventaja es que en ningún momento pierde el control a la hora de empujar, estando totalmente consciente y participando del nacimiento de forma activa.

Oxido nitroso

Mucho más barato que la epidural

Sin embargo, lo que pueda parecer toda una práctica llena de ventajas, también hay que tener ciertas precauciones con él. Debe ser administrado bajo la vigilancia médica y sólo en esos momentos críticos en los que aparece el dolor de la contracción, ya que también existe el riesgo de ciertas complicaciones, no solo para la madre sino también para el bebé.

El óxido nitroso está compuesto por un 50 por ciento de oxígeno y un 50 por ciento de óxido nitroso y resulta totalmente inocuo para el organismo humano, siendo eliminado por nuestro cuerpo de forma natural y en pocos segundos. En nuestro país lo utilizan algunos dentistas, aunque podría extenderse a otras modalidades médicas, como bien podría ser en la obstetricia.

Las mujeres de Finlandia, Canadá o Australia lo tienen claro y casi un 50 por ciento han optado por este método, frente a solo un 1 por ciento de las estadounidenses. Sin embargo, y según recalcan las autoridades sanitarias, además de las ventajas en cuanto a salud, también lo es frente a los costes médicos ya que una epidural está entre los 250 y 1.000 dólares, frente a los 15 dólares que cuesta el óxido nitroso.

Vía | Ser Padres
Fotos | Very well y Youtube

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *