7 agosto 2011 Embarazo, Opinión

El lado oculto de la maternidad subrogada
En varias ocasiones hemos hablado de la maternidad subrogada o los vientres de alquiler. Es el acuerdo al que llega alguien con una mujer fértil para que esta geste al bebé del primero en su útero. Suele hacerse a cambio de dinero y os recordamos que en España es ilegal. Sin embargo los bebés nacidos por este procedimiento pueden ser inscritos en el Registro Civil. Varios famosos han optado por esta solución para ser padres.

El acuerdo entre las partes no debería dejar resquicios, pero, en algunos lugares como Rusia, la ley permite vacíos legales que perjudican principalmente al bebé. Entre los problemas que pueden encontrar los padres biológicos el principal es que la madre gestante se arrepienta y no quiera ceder al bebé. En algunos países tiene derecho a hacerlo, es un riesgo que asumen los arrendatarios.

Pero, estos también pueden cambiar de opinión, porque el bebé no cumpla sus expectativas, porque esté enfermo o porque hayan decidido probar con varias opciones para quedarse con la que más les guste. Aunque suene terrible, eso sucede. El niño queda entonces a merced de los deseos o posibilidades de la madre sustituta. Si esta no se hace cargo, esas personas habrán traído al mundo un huérfano más.

Leer sobre estos casos me hace ser más crítica con los vientres de alquiler. Aunque no quiero juzgar a quien opta por alquilar un vientre ni a quien sirve de incubadora, mercadear con la vida a mí me parece inmoral. Creo que hay otras formas más humanas de ser padres y más lícitas para ganar dinero. El riesgo de que queden niños abandonados por no ser suficientemente buenos para unos caprichosos padres, aunque pase en un porcentaje muy bajo, me parece suficiente argumento para no legalizar esta práctica, ¿no crees?

Vía | RT
Foto | Flickr-Trevor Bair

También te puede interesar

Comentarios

20 comentarios
  • Teresa

    Conozco varios casos de vientre subrogado y desde luego ninguno en el que se haya renunciado al bebé al que así se tiene acceso.Por el contrario, se trata de bebés infinitamente deseados y muy pensados. Afirmar, sin datos, que suceden estos abandonos, parece más producto del prejuicio que otra cosa. Apostaría a que si estos abandonos tienen lugar son en un porcentaje infinitamente menor que en el caso de embarazos “naturales”. Por otra parte, del mismo modo que estos abandonos no son motivos para rechazar la tenencia de hijos de manera biológica tampoco lo son para rechazar los hijos por vientre subrogado. Tanto más cuanto que en este caso no suelen producirse y los hijos son más deseados que en una gran parte de embarazos naturales.

    En fin, creo que estas afirmaciones tan sesgadas para hablar del vientre de alquiler rebelan el prejuicio producto del desconocimiento.

    Respecto a la supuesta mercadería de la vida creo que es un juicio poco argumentado. Nuestra hipócrita sociedad suele mistificar la maternidad a la vez que le niega valo económico. Las mujeres embarazadas y en criianza suelen disfrutar de poca protección laboral y escasas ayudas económicas a la vez que pesa sobre ellas muchas exigencias. Ahora bien, cuando se pretende cobrar por un servicio que, sin duda, es un producto valioso también económicamente… entonces ya es otra cosa. Lo dicho, mucha mística de la maternidad pero el que triunfa es el ejecutivo agresivo que tiene una esposa que le cuida los hijos y lo provee afectivamente.

    Otra cosa diferente serán los vientres subrogados de países del Sur, como puede ser el caso de la India. ¡Pero qué rehipócritas somos! Los países occidentales llevan siglos explotando a los países del Sur. Por poner un sólo ejemplo, la venta de armas con las que los habitantes de países sudafricanos se masacran entre sí. Esto no quiere decir que debamos consentir situaciones de explotación. Mi rechazo más absoluto a la explotación en cualquiera de sus formas, ya sean vientres, niños que fabrican balones o venta de armas.

  • Teresa, te agradezco tu comentario aunque hay cosas que no comparto. La primera que afirmo sin datos. Mi post surge de un artículo que está enlazado al final y en el que se cuentan algunos casos de abandonos.
    No creo que sean lo mismo los abandonos cuando el embarazo es natural y cuando es por subrogación porque en el primer caso seguramente no hubo intención de tener un hijo, y en el segundo no hay ninguna duda de que fue buscado. Eso sin justificar en ningún caso el abandono, por supuesto.
    Tampoco veo relación entre las políticas de conciliación laboral y familiar con el pago por tener un hijo. Considerarlo un servicio me parece muy frívolo, entre otras cosas porque la madre de alquiler transfiere material genético e intercambia células con el bebé. No es algo a lo que pueda permanecer friamente ajena.
    Del sur o del norte, las mujeres que aceptan alquilar su vientre lo hacen por dinero y no creo que sea una forma fácil de conseguirlo, sino una de las últimas que les quedan.
    Un saludo

  • Teresa

    Querida Belén.

    Creo que la cuestión de los vientres de alquiler es muy nueva y se presta al juicio previo.
    He leido la fuente a la que te refieres. Lamento decir que me parece poco fiable y los datos me parecen escasos y poco contrastados. Para empezar sólo se menciona un testimonio. Para continuar el único otro dato que se proporciona es que la legislación en Rusia se presta a que se produzcan este tipo de sucesos.
    Desde luego, en países como Rusia -o India, otro de los países que se suelen mencionar- pueden ocurrir todo tipo de cosas con el consentimiento de la legislación. Además, gente desalmada la hay en todas partes; supuestos contratantes de vienttres de alquiler, por ejemplo. Pero podríamos hablar también de gente que vende y compra niños/as nacidos de forma naturalísima. O que trafica con órganos, por irnos a otro asunto. Lo que quiero decir es que la maldad no es patrimonio de los usuarios -o supuestos usuarios de vientres de alquiler-. Y también que no es de recibo juzgarles más duramente que a otros. Por ejemplo, haces referencia a los hijos naturales no deseados. ¿Es que acaso no los habrán que fueron supuestamente deseados y luego son abandonados o maltratados ?

    Debo insistir nuevamente en que para comprobar de la existencia de estos desalmados de alquiler necesitaríamos de fuentes y datos fiables.
    Suponer que las personas que recurren a la subrogación para tener hijos son más frívolas y más tendentes -o que se justifica menos en ellos- el abandono es, insisto, producto del prejuicio: se les exige más, se les atribuyen fechorías sin tener datos fiables y, en consecuencia, se les condena por su acción.

  • Teresa, creo que en ningún caso generalizo. Entiendo que la mayoría de las personas que recurren a un vientre de alquiler lo hacen concienciadas, deseando tener un hijo y con responsabilidad. Pero, estoy convencida de que existen esos casos, de niños abandonados porque no son lo esperado aunque sean excepciones rarísimas.
    Y claro que existen también en los embarazos “naturales” y me parece igualmente irresponsable y criminal. Gente mala hay en todas partes.
    Te aseguro que en mi intención no está criminalizar a nadie, ni siquiera juzgar. Tan sólo me alarma que la legislación no prevea esos casos y me gustaría que fuera contundente, si algún día la tenemos.
    No tengo ningún problema con los padres que buscan la forma de serlo, me parece bien mientras se haga con garantías y no se utilice a un bebé como simple mercancía.
    Lamento haberte dado la impresión de que tengo algún prejuicio contra los padres por maternidad subrogada, porque no es así. Un saludo.

  • Teresa

    En este sentido me ha parecido interesante este artículo

    Vientres de alquiler, no es tan sencillo

  • Teresa, gracias por la recomendación, lo he leído y coincido en que es muy interesante. Un saludo

  • revisando el corolario de tu post me asalta una duda “El riesgo de que queden niños abandonados por no ser suficientemente buenos para unos caprichosos padres, aunque pase en un porcentaje muy bajo, me parece suficiente argumento para no legalizar esta práctica”.
    1) ¿Debemos permitir que se conduzcan coches aunque haya riesgo de que algunos excedan los límites de velocidad y maten gente?
    o mejor aún 2) ¿Debemos permitir la adopción o incluso la paternidad/maternidad natural aunque haya casos (demostrados) en los que se haya abusado de los niños?

    Creo que la mejor manera de que estos procesos no generen problemas no es oprohibirlos, sino establecer las medidas necesarias para que sea un procesos garantista en el que se eviten los problemas.

    Sinceramente, el proceso de surrogación no es algo barato ni sencillo y aunque en el artículo que enlazas se presente algún caso, te emplazo a conocer un poco más sobre la realidad de la subrogación. EL PAÍS SEMANAL (http://www.elpais.com/articulo/portada/Hijos/buscados/elpepusoceps/20110529elpepspor_9/Tes) publicaba hace unos meses un reportaje excepcional en el que podréis ver cual es la realidad de unos padres, lo que pasaron en el proceso y porqué este escenario que planteas de “abandono de los niños” “multipoles procesos para elegir al bebe más rubio” o “paternidad caprichosa” es absolutamente irreal

  • Por cierto, Belén y Teresa: El artículo de Beatriz Gimeno es aboslutamente tendencioso y falso. La autora incurre (intencionadamente) en multiples errores de bulto, para tratar de mostrar a los padres surrogantes como monstruos.

    1) La gestación por surrogación no es un delito en nuestro país. La ley d3e reproducción asistida establece que los contratos de surrogación carecen de efecto, pero no se persigue a aquellos que los firmen. Es decir, que si la gestante se retractase, los padres no podrían reclamar a nadie. De hecho, en vuestro blog habeis puiblicado recientemente un post en esta línea, puesto que la surrogación es algo que hoy se practica en nuestro país sin problema.

    2) La autora habla de una serie de cuestiones en relacion al embarazo y al parto y las presenta como no resueltas. Sin embargo, en los contratos de surrogación que he podido ver, estas cuestiones quedan perfectamente resueltas y pensadas con anticipación, para que todas las partes estén de acuerdop desde un primer momento.

    3) Las mujeres que en EEUU acceden a la surrogación no lo hacen buscando finalidad economica, sino que muchas de ellas hablan de como se sienten bien embarazadas o prestando ayuda a quienes no pueden gestar por si mismos. leed esta entrevista con una gestante http://www.elpais.com/articulo/sociedad/geste/ninos/dinero/elpepusoc/20100612elpepisoc_3/Tes

    no me voy a extender mucho más, puesto que ya ha hecjho bastante daño esta mujer. Desde hace meses ha abierto una lucha directa y encarnizada, sin sentido, desde posiciones anticapitalistas (como ella dice) y sin siquiera intentar escuchar o entender cual es la realidad de todo esto.

  • José, yo no dudo que la mayoría de los padres que recurren al alquiler de un útero lo hagan concienciados, con muchas ganas y esperanzas y aceptando la situación al completo. Quizá es exagerado decir que no la legalizaría, hubiera sido mejor decir que se haga con todas las garantías, pero desde mi punto de vista se debe incluir como delito el abandonar al niño si no te conviene. Conociendo el sistema legal español, si un día se legisla, quedarán lagunas enormes, en las que el primer perjudicado será el menor.
    Ya se que es excepcional, pero seamos realistas, hay padres que recurren a médicos (ilegalmente) para que les escoja el sexo del bebé por capricho, no por razones médicas, hay quien busca un donante de semen en internet que tenga unas características concretas, generalmente tan triviales como el color de ojos. En el blog hemos leído alguna mamá que no soporta que su hijo no sea como esperaba. Claro que hay abandonos biológicos y están legislados.
    No todo el mundo es bueno, ni consciente y hay que proteger al niño de esas personas aunque eso dificulte la meta del resto. Al menos es como yo lo veo. Un saludo

  • Jose, lo siento pero no me creo a la señora del artículo. Sin dinero no lo habría hecho y lo dice bien claro.
    Entre la madre sustituta y el bebé hay intercambio biológico, el cuerpo y la mente de la madre se alteran por procesos químicos y físicos ineludibles. Ser madre de alquiler significa o estar muy desesperada o tener una fortaleza mental y emocional muy grande. No es tan fácil como lo pintan, no es sólo prestar el útero por unos meses. Yo perdí un bebé muy pronto y no lo olvidaré jamás. No quiero ni imaginar lo que debe ser tras nueve meses, aunque sepas que en ningún caso puedes considerarle tu hijo.
    Asumo que esto es algo absolutamente personal y por ello admito que hay quien lo hace y no lo juzgo. En ese caso hay que asegurar que el bebé no será una mercancia ni un capricho.
    No tengo nada en contra de los padres que recurren a esto, se lo que es desear un hijo y que no llegue, y no creo que sea una cuestión ideológica. (No pillo el motivo por el que el capitalismo puede tener algo que ver aquí). Lo tengo contra los que lo ven como una posesión más que pueden obtener a su antojo, y esa gente también existe. Un saludo.

  • José

    Pues os aseguro que es 100% cierto lo que esta mujer dice. No desconfiemos de gente tan buena solo porque nosotros no actuaríamos igual.

    Para empezar, de todo el coste del proceso, ella recibe, aproximadamente unos 25.000$. el resto se queda en hospitales, la fecundación, la donante de ovulos, abogados, juicios, etc.
    Además, las agencias en EEUU son extremadamente cuidadosas con esto y exigen a las surrogantes una serie de condiciones que excluyen cualquier objetivo economico en el proceso, para garantizar que verdaderamente el motivo por el que lo hacen no sea este. Deben tener una estabilidad familiar y economica, no autorizandose el proceso en aquellos casos en lso que no haya ingresos familiares suficientes, se les exige haber tenido hijos antes y “tener cerrada su familia”, es decir, que den por concluida su maternidad personal. Y en el filtro interviene no solo ella, sino su marido también.

    Si os interesa, hay mucha información online. Aquí os dejo otro reportaje, en este caso de RTVE, en el que aparece otra Surrogate hablando de su experiencia. http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-familia/familia-playa/1147357/

    Insisto, yo mismo, cuando empecé a conocer estas historias, me sorprendí por lo que ellas cuentan, pero os aseguro que son muchas las mujeres que dicen que embarazadas es como mejor se sienten, que les gusta ayudar a otras eprsonas, que es su manera de aportar algo a la sociedad.

    • José, gracias por el enlace, pero sigo sin entender porque debe haber dinero por medio. Claro que hay mujeres que añoran el embarazo, pero, solo puedo hablar por mí, esa etapa sin bebé no es nada. Quiero decir que es un momento fantástico porque llevas dentro a tu pequeño, le notas moverse, notas las reacciones de tu cuerpo, sabes que tienes a tu hijo dentro, etc. Porque si quitas la emoción, si lo miras friamente, son nueve meses de molestias, dificultades para dormir, limitaciones para comer, para beber y moverte, hinchazón de piernas, ardor, etc. Luego viene la lucha con los kilos, la pérdida de cabello, la falta de concentración…¿es eso lo que cubren los 25.000 dólares?
      También hay muchas mujeres para quien es un recurso económico, solo hay que dar una vuelta por internet, y si hay oferta es que existe demanda, de lo que a mí me parece mercadeo. Un saludo

  • José

    Está claro que no nos estamso entendiendo y no me extraña, porque se que es dificil ponerse en la piel de estas mujeres…. a mi me costó entenderlo y solo despues de hablar con varias y que em contaran su historia, entendi en parte porque lo hacen, que no es, nunca, por motivos economicos.

    Para ellas, lo bonito del embarazo no es tener el niño dentro. Si preguntas a cualqueir ginecologo te dirá que la situación inmunologica de la madre, la energía, el ánimo, etc… es mejor que sin estar embarazada y eso no es por la ilusion del hijo que nacerá, sino por cambios fisicos constatables que se producen.
    Por otro lado, para aquellas que están “ayudando” a alguien a construir una familia, eso es maravilloso y viven el embarazo como tal.

    Estoy de acuerdo en que muchas teneis vómitos, molestias, pesadez, tobillos, estrías, etc… pero tambien es cierto que hay muchas mujeres para las que un embarazo es un paseo y sus partos son deliciosos…

    Y claro que el dinero ayuda, por supuesto que esos 25.000 $ son para compensar las molestias del embarazo, pero que hay de malo en ello? lo unico que digo es que ese dinero no es como para dedicarse a engendrar niños y a mercadear con el cuerpo, no sirve para hacerse rica

    Y de nuevo, estoy hablando del caso en EEUU, que es el que conozco, donde no se autoriza a una mujer a entrar en este proceso si no tiene posibles para sobrevivir, si no tiene trabajo, si no tiene una situacion economica estable, una familia propia montada, etc. Efectivamente en los foros hay mujeres que se ofrecen para estas practicas, pero tambien las hay ofreciendo organos…

    por cierto, un placer debatir con vosotras, en serio :)

    • José, el placer es mío.
      Aunque 25.000 dólares no hagan rico a nadie es una cantidad importante, un sueldo aceptable durante unos meses. Pero sea mucho o poco sigo sin entender porque debe haber esa cantidad, porque hay que compensar las molestias. Hablamos de mujeres encantadas de ayudar y estar embarazadas, yo lo que hago por ayudar no lo cobro, así de simple. Respecto a los embarazos los hay buenos y malos, claro, pero eso no depende de la mujer sino del embarazo, igual que el parto. El primero puede ir genial y el segundo ser complicado. Eso lo sabemos o deberíamos saberlo todas. Y por maravilloso que sea hay cosas ineludibles a las que cada una damos una importancia, pero que existen.
      Insisto en que me parece perfecto que haya madres disponibles pero es importantísimo garantizar los derechos del bebé y no creo que este sea un tema tan sencillo como se quiere hacer ver.
      Respecto a la comparación con la venta de órganos, aquí no sucede porque no se puede mercadear con ellos. Es un servicio gratuíto y nadie paga por él, además de que ningún médico español te va a poner un órgano comprado. Si se implantara el sistema español se acabaría con ese comercio. Ocurriría lo mismo con la maternidad subrogada? Permiteme que dude de que hubiera tantas candidatas si no hubiera una contraprestación económica. Un saludo

  • Teresa

    Hola, hola.

    Yo no veo porqué ha de ser ni una cosa ni otra. Quiero decir que no me parece que gestar el hijo de otra persona tenga que ser una cuestión totalmente altruista, donde la gestante se siente fenomenal y sólo quiere ayudar a los demás. Creo que la única perspectiva posible es que se trata de un trabajo como otro cualquiera. Y como tal, y como me ocurre a mí con mi trabajo, se requiere de un mínimo de satisfacción personal -aunque yo también me llevo buenos disgustos- así como de un sueldo pues de otro modo se trataría de un abuso. Esta es una posición que Beatriz Gimeno contempla en su artículo aunque se muestra en desacuerdo por la voracidad del mercado. Pero su desacuerdo es más global, con el conjunto del sistema.

    El mercado, el mercado,…. ¿no puede (debe) alcanzar a procesos corporales? Nuestra cultura es dualista y creemos que, por ejemplo, los procesos intelectuales que se ponen en marcha en un trabajo como el de profesora -que no son solo intelectuales, por otra parte- no son corporales, como si fueran de otra índole. Es también un trabajo físico (corporal) y emocional. ¿Por eso motivo no deberíamos desempeñarlo a cambio de un sueldo?

    Con esto no pretendo decir cómo deberían ser las cosas sino hacer ver cuánto dependen nuestras consideraciones éticas de previas preconcepciones. Y cómo lo que es aplicable al caso de la gestación puede ser aplicable también a otros trabajos y viceversa. Con lo que las críticas de mercantilismo habrían de serlo al conjunto de nuestra sociedad.

    • Teresa, entonces se puede poner precio a cualquier niño? Una madre tiene un hijo y como no puede / quiere criarlo puede venderlo puesto que ha realizado el trabajo de gestarlo. Por otro lado si yo invierto horas, esfuerzo, dinero y salud en criar un hijo, debería tener un beneficio económico por ello? es de mi propiedad porque yo lo he creado y por tanto puedo hacer con él lo que quiera? Lo siento pero el debate desde este punto de vista se escapa a mi capacidad de comprensión. Un embarazo no es un trabajo, criar un hijo no es un trabajo por mucho beneficio que obtenga la sociedad de ello. Sería un trabajo en el momento que se encarga a una tercera persona, a la que los padres ceden parte de su obligación. Sigo sin entender la relación entre el embarazo y el profesorado. No se mercadea con los niños, se paga al profesor por transmitir el conocimiento que previamente ha adquirido, por hacer algo que los padres no pueden hacer. Un saludo y siento no ser capaz de seguir tu razonamiento.

  • Teresa

    No es el hijo lo que tiene un precio sino el trabajo de gestación el que, bajo cierta óptica, puede tenerlo. Un trabajo que se encarga a una tercera persona puesto que los padres no pueden hacerlo. No es la gestación lo que convierte en hijo/a a un ser.
    Respecto a la enseñanza tiene varios niveles de comparación. Uno de ellos es la implicación afectiva -no sólo de conocimientos- que implica para el/la profesora. Lo cual no quita para que sea un trabajo remunerado. Otro es aclarar que el supuesto trabajo intelectual del caso no es exclusivamente eso. No sólo por lo ya dicho sino también porque lo intelectual es siempre también algo físico y corporal a diferencia de lo que nuestra cultura dualista suele creer. Entre los occidentales solemos pensar, por ejemplo, que el placer de escuchar música es básicamente diferente del que produce una caricia. Sin embargo, en el fondo se activa las mismas zonas cerebrales (cerebro igual a físico, corporal). Con esto quiero decir que los procesos corporales, como puede ser la gestación, y los intelectuales, como puede ser la transmisión de conocimientos no son tan diferentes. Esa igualación nos remite también a una igualación como trabajo.

    • Teresa, claro que si reducimos al extremo no hay tal dualidad, todo es físico o mejor dicho químico. El dolor, el amor, el pensamiento, el razonamiento, todo son reacciones químicas en nuestro cerebro. También lo es la gestación claro, pero de trabajo no tiene nada. Es un acto fisiológico (por decirlo de alguna manera) y eso de trabajo no tiene nada . Por otro lado esa madre que cede su útero no es lo único que deja. También aporta material genético por lo que interviene en la nueva vida. Por eso no es tan sencillo, no es una incubadora en la que se mete un huevo se calienta y se saca. La madre y el bebé comparten flujo sanguíneo, hormonas, nutrientes, etc.
      No consigo entender la relación entre el trabajo intelectual y la gestación, y te aseguro que leo tus comentarios con interés. Creo que estoy tan lejos de los pensamientos feministas extremos que simplemente no me entran en la cabeza y por eso no te sigo. Tener un hijo no es un trabajo es supervivencia y no tiene ningún sentido pedir una remuneración por ello.
      Un saludo y gracias por seguir intentándolo.

  • Teresa

    Los artículos que proporcionas Jose me han parecido muy interesantes. Respecto al artículo de Beatriz Gimeno…. Debo reconocer que le tengo una cierta devoción…. Seguramente no ignoras que las mujeres venimos siendo tradicionalmente explotadas en nuestra sociedad en diversas formas. Y como feminista a ultranza que es Beatriz Gimeno no puede menos que analizar con lupa todos y cada uno de los recovecos que pueden suponer una minusvaloración o explotación de las mujeres en este y en otros casos. No me siento de acuerdo con todo lo que dice. Pero creo que proporciona algunos enfoques a tener en cuenta. Por otra parte, el artículo es muy largo y valdría la pena debatir algunos puntos particulares.

  • Teresa

    Ok, Belen, no importa. Ha sido un interesante intercambio de opiniones. Un saludo y hasta otra.
    Por cierto, Jose, quizás me anime a ir al blog de Beatriz Gimeno para que me aclare algunas cosas que no entiendo de su artículo. En cualquier caso me alegro de haber sabido de tu posición al respecto, que desde luego comprendo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 agosto 2011
  2. Alquiler de vientre en India 2 marzo 2012
  3. Vientres de alquiler: aumenta la demanda 22 abril 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *