13 julio 2010 Compras, Juegos y juguetes

un orinal muy divertido de fisher price

La época de verano resulta ser la más indicada para iniciar a nuestros bebés en el uso del orinal. Aunque, en principio, pudiera parecer una tarea excesivamente complicada, lo cierto es que, en la mayoría de los casos, resulta mucho más sencilla de lo que nos imaginamos. Con grandes dosis de paciencia, un tanto de atención ante las señales que nos lanzan y algunos gramos de imaginación, nuestros niños van a ser capaces de entender perfectamente que ha llegado el momento de deshacerse del pañal.

Y dentro de los objetos que les podemos ofrecer a fin de hacerles más atractivo ese tránsito son los orinales. En el mercado existen una gran variedad de estos objetos que se pueden adaptar a cualquier bolsillo, gusto o espacio del que dispongamos. Así ya os hemos hablado de aquellos que se adaptan al propio inodoro de casa y son muy cómodos para llevar de viaje o aquel otro multiusos que igual nos sirve como un orinal tradicional que como cubo de playa. Ahora, mucho más divertido y lleno de atractivos para el pequeño, nos llega este mini-water de Fisher Price.

Con el orinal “aprendo y me divierto” el niño se iniciará en la tarea de dejar el pañal de una forma lúdica y muy divertida. Puesto que los primeros pasos se encaminan hacia la imitación de los mayores, este juguete tiene un aspecto muy parecido a los inodoros que todos tenemos en casa, de hecho lo han fabricado con una serie de componentes con los que, más tarde, el niño se va a encontrar cuando de el salto a ir al baño de los grandes: asiento con tapa, palanca para tirar de la cadena y soporte para el papel higiénico.

Otro de los grandes atractivos es que el mismo juguete premiará al niño cuando alcance alguno de sus logros: divertidos sonidos, canciones, frases… De igual modo, cada vez que abra la tapa del inodoro, tire de la cadena o use el papel, aparecerá una música que le anime en su tarea. Además no debes preocuparte si piensas que en poco tiempo te va a quedar pequeño ya que se adapta perfectamente a la taza del inodoro de los mayores, pudiendo así seguir utilizándolo conforme vaya creciendo. Se puede encontrar, normalmente, en cualquier juguetería o tienda de bebés y su precio está alrededor de los 50 euros.

Página Oficial | Fisher Price

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *