Uno mas en la familia » Padres y madres » Las operaciones quirúrgicas más frecuentes en los niños (II)

Las operaciones quirúrgicas más frecuentes en los niños (II)

15 julio 2009

las operaciones quirurgicas mas frecuentes en los niños (II)

Después de ofreceros una serie de intervenciones quirúrgicas que suelen darse con cierta frecuencia en el mundo infantil, como la amigdalitis, vegetaciones o el labio leporino, entre otros. Seguimos completando la lista con algunas más. Recordaros que, la mayoría, se realizan mediante cirugía pediátrica de corta estancia, por lo que la intervención no reviste mayor problema y la recuperación se hace, cómodamente, desde casa.

HERNIA INGUINAL. Es una alteración que se da, con más frecuencia, entre los prematuros. Se produce cuando los testículos del recién nacido no descienden del abdomen, que es donde se han formado durante la gestación, y empujan a las vísceras del estómago produciendo la hernia. Por regla general se corrige solo durante el primer mes de vida, si no fuera así habría que intervenirlo aunque, no siendo urgente, se podría esperar unos meses.

HERNIA UMBILICAL. Es el cierre completo del orificio umbilical. Afecta al 84% de los prematuros. Se espera hasta los 2 años ha decidir intervenir ya que, en la gran mayoría de los casos, se abre de forma espontánea. Aunque es una opción estética más que sanitaria, se puede decidir no operar.

FIMOSIS. En el pene del niño, el cierre del anillo del prepucio impide que éste se pueda retraer tras el glande. Suele ser muy habitual en los recién nacidos aunque se corrige de forma espontánea o tras realizar una serie de ejercicios que te indicará el especialista, antes de los tres años. Si no se ha solucionado, a partir de los 3 años hay que operar ya que puede provocarle infecciones urinarias o inflamación en la piel del prepucio. Existen dos técnicas operatorias: la circuncisión (recesión de la piel del prepucio) y la plastia (un corte en el anillo prepucial para ensancharlo).

CRIPTORQUIDIA. El testículo queda ubicado fuera del escroto en el momento de nacimiento, es decir que no desciende totalmente. Puede remitir durante el primer año, pero si no sucediera hay que aplicar una orquidopexia. Esta intervención está indicada que se realice entre los 2 y 3 años y evitará futuros problemas de esterilidad o posible cáncer testicular.

SINEQUIA VULVAR. Por alguna influencia hormonal se puede producir en la recién nacida una adherencia en los labios menores. Esto le produce continuas infecciones urinarias debido a que el agujerito por donde expulsa la orina es muy pequeño. Generalmente se soluciona en la misma consulta del pediatra. Aplicándole una crema anestésica y con la ayuda de una sonda, se le abren sin mayor problema. Ya en niñas más mayores, quizás necesitarían de pasar por el quirófano.

Vía | Crecer Feliz

Tags: , , , , , , ,
Otros artículos relacionados
PUBLICIDAD

6 comentarios en el artículo

  1. yolandasegura

    tengoun problemacon con mihijotiene 7 años y hace un año sufre hemorragias por su nariz nadamasse latesterea ose lalimpia y empieza elsangradoquisiera saber que puedo hacer

  2. yolandasegura

    muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 15 julio 2009
  2. Testículo no descendido 27 septiembre 2009
  3. Los testículos de mi bebé tienen movimiento propio 19 marzo 2010

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información