4 agosto 2011 Consejos, Embarazo

Tomar Omega 3 en el embarazo puede beneficiar al bebé
Casi todos sabemos de los beneficios que tiene el Omega 3 para el organismo. Estos ácidos grasos esenciales se han mostrado eficaces para ayudar al sistema circulatorio, el cerebro e incluso la depresión. Según un nuevo estudio, también beneficiarían el sistema inmune del bebé por nacer. Se puede obtener una buena cantidad de Omega 3 en una dieta variada que incluya pescado azul, pero, durante el embarazo por temor al mercurio que acumulan muchos peces, la cantidad de este alimento se limita, mermando también la cantidad de Omega 3.

Cientificos en Estados Unidos consideran beneficioso, tras un estudio, que la mujer que vaya a quedar embarazada tome además de ácido fólico, un suplemento de Omega 3. La investigación realizada por Usha Ramakrishnan, profesora asociada del Departamento de Salud Global Hubert y de la Facultad de Salud Pública Rollins de la Universidad de Emory, en Atlanta, concluye que el Omega 3 favorece el desarrollo del bebé y su salud futura. Los bebés tienen menos resfriados y les duran menos tiempo.

La profesora Ramakrishnan explica, “Los datos sugirieron que para la mayoría de síntomas que observamos, la duración de los síntomas fue menor cuando las madres recibieron Omega 3 y en el caso de los resfriados, la probabilidad de que ocurrieran fue ligeramente inferior. Los efectos parecieron ser más potentes poco después del nacimiento”. Considera que los datos de su estudio no son suficientes para aconsejar a todas las mamás la toma de Omega 3, pero se sabe que es un complemento seguro.

La Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, comentó “hemos estado recomendando la ingesta de Omega 3 en las mujeres embarazadas para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso, y este estudio sugiere otro buen motivo para tomar complementos con altas dosis concentradas de Omega 3 natural“. Recomienda que se tome en aceite vegetal concentrado o en gotas concentradas de Omega 3 natural, ya que las concentraciones son mayores que en cápsulas o comprimidos.

Wu concluye que, “iniciar complementos prenatales de ácido fólico y Omega 3, unos tres meses antes del embarazo y seguir haciéndolo durante todo el embarazo. Si no los toma por adelantado, quizás esté perdiéndose de una nutrición adecuada.

Vía | Médicos Consultores
Foto | Flickr-Peter Rosbjerg

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 agosto 2011
  2. Curiosidades: la dieta de la embarazada hace 200 mil años 12 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *