1 mayo 2010 Consejos, Embarazo, Noticias, Nutrición

La obesidad antes del embarazo aumenta el riesgo de problemas cardíacos en el bebé
Si una mujer es obesa debería adelgazar antes de quedarse embarazada. Así lo afirma el doctor James L. Mills, del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, dependiente del Instituto de Salud de Estados Unidos.

Según un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, la obesidad de la madre aumenta el riesgo de que el bebé tenga defectos cardíacos. Este riesgo es de un 33 por ciento en las madres con obesidad mórbida, las que pesan 45 kilos más de los recomendados para su talla y complexión. Entre las que tienen obesidad el riesgo es un 11 por ciento mayor que en las que tienen peso normal. Las mamás con sobrepeso no mostraron un riesgo mayor del normal.

No han encontrado los motivos por los que la obesidad aumenta los defectos congénitos en los bebés, ni siquiera observaron la relación con la diabetes. Se compararon dos grupos con y sin diabetes y no hubo diferencias significativas. La sospecha del equipo de investigación es que la gran cantidad de problemas asociados con la obesidad, como alteraciones en el azúcar, la actividad hormonal o el metabolismo de la grasa, podrían intervenir en la relación entre obesidad y defectos cardíacos.

Puesto que lo único probado es que la obesidad y la obesidad mórbida aumentan el riesgo, la recomendación es que las futuras mamás procuren perder peso antes de serlo y cuiden su alimentación durante la gestación.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Colros

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 mayo 2010
  2. La grasa materna afecta a la fertilidad y al embrión 19 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *