20 agosto 2015 Embarazo, Noticias

funcionaria publica embarazada

Una de las medidas que impuso el Gobierno español cuando vio que la tormenta de la crisis nos acechaba, fue la de congelar los sueldos a los funcionarios públicos y eliminar ciertos derechos que les pertenecían. De esta forma, y a lo largo de cinco largos años, no sólo los sueldos quedaron paralizados, sino que se suprimieron días de permisos o pagas extras aplazadas. Al parecer ahora, y según ha manifestado el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, el Gobierno está dispuesto a reconsiderar el tema y devolver algunos de esos derechos a sus empleados.

Entre todas las medidas destaca aquella que permite otorgar días de permisos extra y renumerados a las funcionarias públicas embarazadas que se encuentren en las últimas semanas de su gestación, con el fin de ayudarle a reposar y prepararse para el parto.

Esta medida, que afecta directamente a las funcionarias embarazadas, se hará efectiva a partir del próximo año, 2016, y siempre que sea a partir de la semana 37 de gestación y hasta la del parto. Según Beteta, esta medida sigue la línea del Gobierno que pretende apoyar a las familias y demostrar, así, que nuestro país está viviendo una “clara recuperación económica”.

Además de esta importante medida, también está previsto que se realicen otras mejoras dentro del mundo laboral de los funcionarios públicos. Con el fin de intentar recuperar los años en los que, debido a la congelación salarial, el poder adquisitivo de estos trabajadores ha descendido, se les aumentará un 1 por ciento en sus retribuciones. Además se les devolverá el 50 por ciento de la paga extra de Navidad que se les retuvo en 2012. También se restituirán días de permiso y derechos de antigüedad que les han sido vetados a lo largo de estos años.

Vía | Rtve
Foto | Asesoría Sanchís

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *