23 noviembre 2009 Noticias, Salud

nuevos descubrimientos contra la leucemia infantil

Cada noticia que nos hable de cualquier mínimo paso que nos pueda acercar a la mejoría o alivio de las enfermedades, es recibida con alegría y profunda esperanza para, de este modo, ver que la ciencia va avanzando por el buen camino. Y si estos mínimos pasos en favor de nuestra salud son acogidos con ilusión, mucho más si de lo que se trata es del mundo de la infancia. Niños inocentes, recién venidos al mundo y que ya vienen marcados por la lacra de una enfermedad de la que, si bien se tienen datos, los avances para superarla son casi inexistentes.

Han sido un grupo de investigadores del Banco Andaluz de Células Madre, los que han descubierto unas células madre, distintas a las sanguíneas, y que pueden estar implicadas en un tipo de leucemina infantil, poco usual y que, por ejemplo, afecta entre 12 y 15 bebés al año sólo en Andalucía.

Tras dos años de investigación, este grupo ha demostrado que las células madre mesenquimales de la médula ósea forman parte de este tipo de leucemia infantil que afecta a los niños menores de un año. Hasta el momento, según explicaron, se pensaba que la enfermedad era causada por la mutación de las células sanguíneas. De este modo, se abren nuevas vías de investigación y de tratamiento, ya que a partir de ahora serán tratados a partir de estas dos mutaciones producidas en las células sanguíneas y, ahora también, en las mesenquimales (aquellas que se diferencian en grasa, músculo, hueso…)

Curiosamente, tras la investigación y diagnóstico en distintos niños enfermos de leucemia, se ha comprobado que estas células mesenquimales sólo están afectadas en los casos de cáncer en niños menores de un año, aquellos que están afectados por lo que se conoce como leucemia linfoblástica aguda B, y no en aquellos niños mayores de un año cuyas células afectadas sólo son las sanguíneas.

Al parecer, durante el embarazo, existe una célula común en la que aparece la mutación que afecta tanto a las células sanguíneas como a las mesenquimales, aunque los niños que padecen la enfermedad sólo muestran síntomas relacionados con problemas sanguíneos.

Vía | El País

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 noviembre 2009
  2. Médula para Mateo, más allá de la Red 30 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *