27 mayo 2010 Noticias, Recién Nacido

Nuevo sistema hospitalario para disminuir el estrés de los prematuros
Los bebés prematuros, los nacidos antes de la semana 37 de gestación, a menudo tienen que permanecer por largo tiempo en el hospital y no en pocos casos son sometidos a pruebas o alguna intervención. Adolfo Valls, jefe del servicio de la Unidad Neonatal del Hospital Cruces de Bilbao explica que “cada vez que uno saca al neonato de la incubadora se produce un problema térmico en el bebé”.

Para evitar esos cambios térmicos y el estrés que suponen para el pequeño, además de las repetidas manipulaciones, en Granada se ha presentado un nuevo dispositivo para traslados intrahospitalarios. Se trata de la estación de transporte Giraffe, que elimina la necesidad de trasladar a los bebés prematuros y enfermos de sus incubadoras a las de transporte del hospital.

El sistema se recarga en dos horas y proporciona 45 minutos de autonomía eléctrica a la cama o cuna a la que se incorpora. Permite que se acoplen los accesorios y el equipamiento necesario durante el transporte, como monitores, ventiladores, etc. Se garantiza la regulación térmica y la humedad adecuada y así el bebé no tiene que perder energía regulando su temperatura y la emplea en estabilizarse y desarrollarse.

Los nacimientos de prematuros han aumentado en los últimos años en toda Europa. En España hemos pasado de 17.000 en 1997 a 40.281 en 2007. Cualquier cosa que mejore la vida y la recuperación de los pequeñines es un gran avance.

Vía | ADN
Foto | Flickr-Robvini

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 mayo 2010
  2. Mejor atención a los prematuros con más información 27 agosto 2011
  3. El estrés de la UCI podría afectar al cerebro de los prematuros 12 octubre 2011
  4. La luz afecta a la recuperación de los prematuros 5 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *