12 octubre 2016 Otros

bodas sin niños

En los últimos tiempos se ha puesto de moda algo que, en décadas anteriores nos habría parecido una auténtica aberración. Negar la presencia de niños en lugares públicos, medios de transporte o centros de ocio, era una idea impensable hace unos años y, sin embargo en la actualidad, se está convirtiendo en una práctica tan habitual que se ha normalizado, casi, en su totalidad.

Hoteles, restaurantes o viajes en avión sin niños, se han convertido en una forma de disfrutar del tiempo libre con total placidez para los adultos que desean alejarse del contacto infantil. Pero ¿no estaremos cayendo en algún tipo de discriminación o desprecio hacia los más pequeños? A estas modas se suma ahora la de las celebraciones de boda en la que se pide a los invitados que dejen a sus niños en casa.

Deja al niño en casa para venir a mi boda

Recientemente hemos tenido un ejemplo en la prensa rosa con la boda de Rocío Carrasco, hija de la mítica Rocío Jurado, y Fidel Albiac, en la que pedían que sus invitados fueran sin sus hijos. Muchas seguidoras de estas noticias se pusieron las manos en la cabeza ante esta decisión tachándolos de frívolos y egoístas. ¿Qué padres son capaces de seguir una norma impuesta en la que deben elegir entre la compañía de sus hijos o la diversión en una fiesta? Pues, al parecer, son más de lo que parece.

El día de la boda es, según algunas parejas, la fiesta más importante de sus vidas, por ello quieren disfrutar de ella con toda plenitud y sin “molestias”. No podemos obviar que los niños se casan de estas ceremonias que suelen hacerse larguísimas, especialmente si se celebran durante la tarde-noche. Correr entre las mesas, llantos, caídas y un sinfín de travesuras, suelen ser sólo pequeñas gotas que desbordan el vaso de la paciencia, no sólo de los padres, sino también de los auténticos protagonistas: los novios.

Bodas sin niños

Una decisión mal vista

En Francia y en Estados Unidos ya es una decisión más que los novios toman en el momento de organizar su celebración de boda. En España, aunque es algo reciente, está tomando un auge importante y cada vez son más las parejas que deciden incluir este “detallito” en su invitación. Aunque ahora nos extrañe, acabará normalizándose como todos esos cambios que van trastocando la idea tradicional de este tipo de eventos. ¿O no os sorprendió la primera vez que recibisteis una invitación de boda con el número de cuenta bancario para ingresar el regalo?

El mayor impedimento viene a la hora de comunicarlo a los invitados. ¿Lo van a entender? ¿Cómo les decimos que los adultos sí están invitados, pero sus hijos no? Según los expertos en protocolo y este tipo de eventos, lo mejor es incluirlo en la propia tarjeta de invitación. Junto al teléfono para confirmar suele aparecer la frase: “Sólo adultos”, “Sin niños” o “Por favor respetad nuestro deseo de una boda sin niños”. Nunca debes comunicarlo por e-mail o wasap, ya que se podría malinterpretar. También puedes hacerlo, y dependiendo de la cercanía, verbalmente.

Fotos | Infobierzo y For you events

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *