3 mayo 2012 Embarazo, Padres y madres

Un análisis de sangre podría determinar la paternidad en las primeras semanas
Una mujer puede no saber quien es el padre de su bebé por diversos motivos, y en ocasiones la incertidumbre puede incluso afectar al embarazo. Por ejemplo en el caso de una violación. La madre puede realizarse una prueba invasiva, que tiene algún riesgo de aborto, o esperar a que nazca su hijo para tener una respuesta.

Investigadores del laboratorio Ravge Inc., una empresa privada de biotecnología de Maryland, Estados Unidos, están desarrollando una prueba de paternidad que podría solucionar la cuestión en el primer trimestre de embarazo. Tan sólo es un análisis de sangre, por lo que no hay riesgo para la gestación. Se basa en el contenido de sangre fetal que entra en el torrente sanguíneo de la madre durante el embarazo.

Mediante un fijador químico estabilizan el ADN fetal en la sangre de la madre y consiguen una cantidad suficiente para ser analizada. Las treinta pruebas que han hecho hasta ahora aseguran que han salido correctas. Se realizaron en mujeres embarazadas de 30 años de media entre octubre de 2007 y enero de 2010. Los resultados se confirmaron tras el nacimiento de los bebés con una prueba clásica de ADN, recogiendo una muestra del interior de la boca de los pequeños. Coincidieron al 100 por ciento. La primera prueba se hizo a las 10 semanas de embarazo de promedio.

De momento la información hay que tomarla con cautela, llega de un centro privado y no está disponible todavía. Los científicos que trabajan en ella se muestran muy esperanzados y creen que conseguirán que tenga un precio razonable. Veremos cuanto hay que esperar para que se apruebe y esté disponible.

Vía | Healthfinder
Foto | Flickr-brtSergio

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *