1 julio 2009 Consejos, Noticias, Seguridad

No se puede perder de vista al niño en el agua
El ahogamiento es la segunda causa de muerte desde la infancia hasta los 18 años. Los más pequeñitos pueden ahogarse en tan sólo unos centímetros de agua en unos segundos, según recoge la Guía para la Protección de los Niños y los Jóvenes en las Actividades Acuáticas Recreativas, traducida por el Ministerio de Sanidad.

La mayoría de los bebés que se ahogan no lo hacen cuando están aprendiendo a nadar, sino cuando caen al agua en un momento de descuido de su cuidador. De hecho un 77 por ciento de los niños ahogados el año pasado, fueron perdidos de vista por su cuidador tan sólo durante 5 minutos o menos, antes de encontrarlos flotando o sumergidos en el agua.

María Seguí, directora del Centro de Investigación Europeo para la Prevención de Lesiones de la Universidad de Navarra, dice que es importante que los niños sepan nadar, y añade “aunque tampoco tiene mucho sentido enseñarles antes de los cinco años. Los padres se relajan, y ellos no están preparados para asumir responsabilidades”.

Las precauciones no deben tomarse sólo en la playa, cualquier lugar con agua es potencialmente peligroso para nuestros hijos. Los padres no podemos permitirnos el lujo de quedarnos dormidos en la tumbona si estamos con los niños, a cambio volvemos a disfrutar de la arena y las olas. Todo tiene su lado positivo.

Vía | 20 Minutos
Más información | MSC

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 julio 2009
  2. Juegos divertidos para disfrutar en la piscina 13 julio 2009
  3. Niños siempre localizados en las playas del País Vasco 1 julio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *