15 febrero 2010 Lactancia, Opinión, Parto

No deberíamos idealizar la cesárea y el biberón (II)
En la primera parte de este post he contado mi historia y porqué aunque me parece normal que algunas madres pensemos en la cesárea como la mejor opción, no lo es. Ahora quiero centrarme en la lactancia y en los motivos por los que, para algunas madres, el biberón parece la mejor opción tras una mala experiencia con la lactancia materna.

Respecto al biberón, en mi caso no tengo nada en contra, de hecho no siento la necesidad de amamantar a un bebé, seré una madre rara pero no me parece tierno sino un acto fisiológico. A mí ser madre no me quitó el pudor, aunque es cierto que tampoco tuve mucho tiempo para sentir otra cosa. Pero del mismo modo que el cuerpo está listo para dar a luz, también lo está para alimentar al bebé.

Para una madre con una mala experiencia en la lactancia, pensar en el biberón es un alivio. Pero nos olvidamos de que no aporta lo mismo que la leche materna, que es muy caro, que se tarda mucho en preparar, que te tienes que levantar de la cama para prepararlo o que necesitas mil cosas para salir de paseo. Tiene cosas muy buenas, papá participa desde el primer día, si es colaborador puedes descansar más y controlas mejor lo que come tu hijo. Aunque al bebé no le va a pasar nada por no mamar, creo sinceramente que la decisión tendríamos que tomarla con el bebé en brazos.

Lo que no voy a hacer es pasar ni un momento de angustia ni dejar llorar al bebé hasta que mame Puede que yo sea la primera sorprendida si el peque se engancha bien y en lugar de ser una lucha es un placer. Soy muy escéptica e iré al hospital con mi bibe preparado, pero le daré una oportunidad a la naturaleza. Ahora se que la leche artificial no le perjudicará y no voy a tener ningún problema en darle un biberón e incluso en cederle el honor del primero a su padre, si así lo quiere.

Respecto al parto, tengo tanto miedo como cualquier primeriza. La posibilidad de una segunda cesárea, no voy a mentir, no me desagrada, pero hay que ser racional y no deja de ser una intervención quirúrgica que no tiene porque resultar tan buena como la primera. Como decía mi madre respecto al parto, “si casi todas repiten, no puede ser para tanto”.

Foto | Cucurrucu !

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Judith

    Hola te felicito por tu articulo , sin embargo te dire que yo soy una madre moderna, embarazada estupenda ni un solos malestar full estimulacion ( ni tanta en realidad ) y el berrinche q hice porq no queria darle de lactar q es q mis senos casi perfectos se iban a relajar y quedar laxos, mi esposo un angel me dijo q no habia problema q le dieramos biberon, que el parto sea natural si queria yo pero en agua y vertical y todo, sin embargo termine en cesarea por el bien de mi hijo al cabo el es primero, y no me arrepiento fue mi mejor decision y me dolio horrible, adios figura, luego la lactancia me compro biberon y todo pero nada como darle LM pecho , ningun descaro porq me hice polos especials no es cosa de enseñarle el seno a medio pais, y mi bebo siempre arriba en las escala de crecimiento sobre 3 percentiles es todo un beb de leche como dice su pediatra su estomago ni una diarrea y super confianza conmigo no se como hubiera sido si le daba biberon pero no me arriesgo con la segunda si es q viene tambien le dare teta y si se quedan laxos la carita q pone el bebo cuando dice teta lo compensa todo y al final hasta hay ejercicios no???
    Besitos.

  • Belén

    Judith, me alegro mucho de que le dieras opción a la LM y que estés tan satisfecha.
    Muchas madres piensan en como quedará su físico tras el parto o la lactancia, me parece tan lícito como no hacerlo. Ser madre no te hace dejar de ser persona y mantienes tus filias y fobias.
    Como dices hay ejercicios e incluso cirugía, pero ante todo debe haber libertad para escoger. Hablo de lactancia, en el caso de la cesárea escogerla por cualquier motivo diferente a la indicación médica es una barbaridad que puede tener resultados nefastos.
    Muchas gracias por compartir tu experiencia, seguro que hay muchas embarazadas a las que tu testimonio les anima a intentarlo. Un saludo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *