22 noviembre 2011 Noticias, Opinión, Padres y madres

Saénz de Santamaría no descansa tras el parto
Soraya Saénz de Santamaría, fue madre el pasado 10 de noviembre. Su pequeñín, Iván, que adelantó su llegada al mundo en diez días, está perfectamente. Su mamá al parecer también, ya se le ha podido ver trabajando y sabemos que tiene una importante y muy exigente tarea a la que hacer frente de manera inmediata. Su actitud, al no tomarse un mínimo tiempo de baja, ha generado cierta controversia.

Opinar en este caso no es fácil, al menos para mí. Tengo clarísimo que cada una hace con su vida y su maternidad lo que quiere, pero también que las mujeres en posiciones de poder y con visibilidad, deben hacer gestos por el resto. Son muchas las madres que tienen problemas laborales por tomarse su baja de 16 semanas o por pedir una reducción de jornada. Que alguien en un cargo público no disfrute del permiso puede ir en contra de ellas.

Por otro lado, entiendo que Saénz de Santamaría está en un lugar privilegiado formando parte de la historia. Entiendo que la tarea que tiene entre manos es urgente, y trascendente. También que si se la encargan a ella es porque consideran que es quien mejor va a desempeñarla. Y como no, que hay veces en que el interés general está por encima de los personales, y se supone que eso es la política.

Personalmente lo siento por ella, la decisión no debe haber sido sencilla. Es muy complicado separarte de tu bebé, especialmente tan pequeño. Debe estar incómoda en plena cuarentena, con el cuerpo aún revuelto; cansada porque según dice respeta todas las tomas del bebé y eso incluye las nocturnas y dividida como la mayoría de las mamás cuando vuelven al trabajo. Espero que cuando la urgencia pase no se arrepienta del tiempo que no está disfrutando de su peque.

No me gusta que no se luche por la conciliación y que se antepongan cosas a los hijos, pero en este caso puede ser comprensible. Ideología política al margen, ¿a tí que te parece?

Foto | El Mundo

También te puede interesar

Comentarios

8 comentarios
  • Julia

    El otro día escuché en la radio que decían que había tenido una actitud responsable. Yo opino que la responsabilidad para con su hijo quizás no haya sido tal… Y si, creo que esto perjudica a muchas mujeres que no pueden o no tienen con quién dejar a su bebé de semanas o simplemente no quieren prescindir de su cuidado… Creo que lo profesional (ni siquiera la política) nunca debería de estar por encima de lo personal.

    • Julia, yo sigo dándole vueltas e igual que hay gente que es capaz de sacrificar su propia vida por defender sus ideas o su país, también hay quien tiene claro que lo primero es el interés general y a eso se dedican. Sería imposible tener un país, empresas, etc si todos antepusieramos siempre el interés personal. Pero, hasta hace poco era papá el que se ausentaba y no parecía tan grave.
      Como decía en el artículo, por otro lado estoy de acuerdo contigo en que puede perjudicar a otras mujeres y eso no me parece bien.
      En lo que no entro es en su relación con su bebé, eso es algo privado y no tengo ni idea de como lo está haciendo o lo cerca que lo tiene. Pero si respeta las tomas son cada tres horas, por tanto muy lejos no puede estar. Y el niño en este momento no hace más que comer y dormir.
      En fin que sigo sin tenerlo claro. Gracias por dejarnos tu interesante punto de vista. Un saludo

  • MARIA

    SE LLAMA HAMBRE DE PODER!!!!
    PUEDE IRSE ACOSTUMBRANDO A VER EL POBRE NIÑO POR FOTOS…..

  • Daniel

    Buenas Belén,
    Soy hombre y a lo mejor no es muy habitual que dejemos comentarios en este foro, pero me gustaría dejar mi opinión. Espero no sea malinterpretada ya que la hago desde el máximo respeto a la mujer y a sus derechos.

    Con todo el respeto del mundo hacia tu opinión, no puedo estar más en desacuerdo cuando la defiendes por “tener una tarea urgente entre manos”. Ya no es sólo la ofensa que eso supone para todas las mujeres (no sólo de este país sino de todo el mundo) que llevan luchando años por sus derechos y contra la discriminación que sufren al quedar embarazadas. Las mujeres tenéis derecho a 16 semanas de baja maternal, pero las primeras 6 semanas son de reposo obligatorio. Y ese reposo obligatorio no sólo es porque lo digan unas leyes, sino porque durante el puerperio hay una larga lista de problemas y complicaciones que pueden suceder. Lo que ha hecho esta mujer, es una auténtica temeridad para su salud. Pregunten a cualquier médico.
    En mi opinión el ejemplo que ha dado esta mujer no podía ser peor. En primer lugar por su salud; ya os digo que es una auténtica temeridad. Derivado de esto, es una irresponsabilidad para con su hijo recién nacido el exponerse temerariamente a que le pueda suceder algo cuando debería estar de reposo obligatorio con su bebé. En tercer lugar, ella que es política y “conocedora” de las leyes debería saber que está haciendo algo contra la legalidad vigente, ya que es de obligado cumplimento estar 6 semanas de reposo. Si pensaba que estaba dando un ejemplo a todos y que se le iba a dar un palmada en la espalda porque es una mujer fuerte que a los diez días de parir estaba en su puesto de trabajo, se ha equivocado.

    En definitiva y en mi opinión, no ha acertado ni como mujer, ni como madre, ni como trabajadora y ni como política. Un ejemplo pésimo.

    Un saludo

    • Daniel, personalmente me encanta leer opiniones también de hombres. Tener hijos no es exclusivamente nuestro.
      Tras leer tu comentario he llamado a la Seguridad Social. Siempre había interpretado que en las seis semanas primeras, la obligatoriedad se refería a la imposibilidad de sustituir a la madre por el padre. Sin embargo tienes tú razón y son de descanso obligado para la mujer.
      Esto cambia mi radicalmente mi opinión sobre el asunto y te doy la razón, ella precisamente no puede saltarse la Ley, ni por su cargo ni por el ejemplo que da. No hay excepciones, todos somos iguales.
      En lo que no coincido contigo es en el puerperio (en que hay que cuidarse, sí) pero es que estar en casa no significa estar descansando y frecuentemente el hogar es más exigente que la empresa. Por tanto en eso no es la única y ahí defiendo el derecho de cada una a cuidarse o no, según le dicte su sentido común.
      Tampoco coincido en calificarla como madre, no soy quien para ello y no conozco las circunstancias de su vida privada.
      Gracias por compartir tu opinión y por favor hazlo cada vez que te parezca. Un saludo

      • Daniel

        Buenas Belén,
        entiendo por puerperio, el período hasta que la mujer puede volver a hacer vida normal desde el punto de vista de la salud de su cuerpo (no entro en el tiempo que debiera estar una madre con su hijo tras dar a luz). Entiendo también, aunque me gustaría consultarlo con algún médico, que esas seis semanas son las que se ha estimado que una mujer puede volver a hacer vida normal (insisto, con vida normal me refiero a que la salud de su cuerpo sea la de antes). Es más las diez semanas restantes de baja maternal, sino recuerdo mal, se pueden convertir en 20 semanas trabajando a media jornada. Con esto quiero decir que cuando me refería al puerperio, me refería a esas 6 semanas.
        Efectivamente estar en casa no es estar descansando, y más cuando hay un bebé que necesita de cuidados constantemente. Y es cierto que durante el puerperio, cada una tiene derecho a cuidarse como quiera, pero que lo haga en casa por su salud y la de su hijo (no quiero que se me malinterprete cuando digo “casa”, me refiero a no trabajar ni hacer excesos, no me refiero a estar encerrados, que tampoco es eso).
        Yo aún no soy padre y espero serlo algún día, pero durante los días de mi baja por paternidad tendré cuatro manos y seis piernas para quitar a mi pareja de cualquier quehacer y que descanse convenientemente.

        Saludos

  • Daniel, entiendo lo que quieres decir pero no es así. La salud de la madre no tiene que recuperarse de nada porque no ha estado enferma. En la cuarentena o puerperio, el útero vuelve a contraerse y tiene que limpiarse. Esto es incómodo, por las contracciones y el sangrado, pero nada más. Salvo cuidar los puntos la primera semana, si los hay, y no coger peso en un tiempo, no son necesarios más cuidados. Eso sí, la higiene debe extremarse.
    Esas primeras semanas, los tres primeros meses estás muy cansada porque el bebé come cada tres horas y si es de pecho normalmente, a demanda. Además puede tardar en dormir bien y se tarda en acostumbrarte a la nueva personita. Pero, físicamente desde los primeros días estás perfecta. Las seis semanas son para el bebé más que para su mamá.
    La ayuda que ofreces a la futura madre de tus hijos es importantísima para que el bebé y ella se conozcan bien y para que entre los dos os encargueís de las necesidades del hijo común.
    Solo espero que de aquí a que seas padre siga habiendo bajas de paternidad, que según están las cosas… Gracias de nuevo por tu comentario, un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *