10 septiembre 2015 Salud

Salir a caminar para bajar de peso

Adelgazar muy rápido en el posparto puede provocar peligros en la salud, además puede perjudicar trastornos en la lactancia materna y en la relación con el bebé.

La mayoría de las mujeres buscan volver a estar en forma lo más rápido posible después del nacimiento de su hijo, pero los expertos consideran que lo mejor es ir perdiendo peso poco a poco durante todo el primer año después del parto, en esa época lo mejor es llevar adelante una dieta equilibrada y sana y una rutina de ejercicios adecuada para ese momento.

Apurar el proceso natural de pérdida de peso puede afectar la lactancia y la relación afectiva entre el bebé y la mamá, lo ideal es poner objetivos que puedan ser fáciles de alcanzar, de esta forma no se generará una frustración en la madre.

Si bien después del parto las mujeres pueden desear recuperar su figura y volver a lucir la ropa que se ponían antes no es bueno apresurarse ni forzar al organismo a que baje más kilos de lo que puede. En algunos casos las madres sienten cierta presión social para volver a lucir como antes de quedar embarazada, pero un proceso sano deberá durar un año aproximadamente.

En el caso de haber tenido un parto natural podrás comenzar a realizar actividad física después de seis semanas del alumbramiento, durante ese tiempo el útero se va recuperando y volverá a tomar el tamaño, además el organismo ya habrá eliminado los líquidos que se fueron acumulando el embarazo. La mejor actividad para comenzar a realizar es caminar y los ejercicios para rehabilitar el suelo pélvico.

Vía | Web Consultas
Foto | Flickr – Marta Garrido

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *