21 agosto 2017 Noticias, Salud

alergia a los cacahuetes

Los frutos secos son un alimento que contiene importantes nutrientes para el desarrollo humano. Proteínas, carbohidratos, vitaminas o minerales, son algunos de esos componentes que contienen estos pequeños elementos alimenticios que aparecen en nuestra dieta y que son una importante fuente de energía. Aunque a los niños no se les aconseja dárselos del mismo modo que a los adultos, ya que resultan peligrosos, produciendo problemas de asfixia y atragantamientos, sí aparecen triturados o “escondidos” entre otros tipos de alimentos.

Uno de los más populares es el cacahuete. Sin embargo, y según se ha venido observando en los últimos tiempos, resulta ser uno de los alimentos que más alergias provoca en la población infantil. Distintos estudios, incitan a que los niños sean expuestos a estos nutrientes, cuanto antes mejor, para superar esa intolerancia. Una investigación realizada en Australia demuestra que este tratamiento de choque resulta muy eficaz.

Combinar un probiótico con proteína del cacahuete

Según las estadísticas que se manejan, la alergia al cacahuete suele ser una de las causas de fallecimiento más numerosa entre la población infantil, mucho más que cualquier otra alergia alimentaria. Quizás porque se puede encontrar escondida en multitud de alimentos preparados o elaborados industrialmente. Lo cierto es que se ha convertido en la gran preocupación sanitaria de los últimos tiempos.

El 82 por ciento se curaron tras el tratamiento

Tal es así que unos investigadores australianos han realizado un minucioso estudio científico para determinar ciertos modelos de tratamientos que podrían evitar este grave problema. Para ello crearon un nuevo tratamiento en el que se combinaba un probiótico al que se le había incluido la proteína del cacahuete, al que se le puso como nombre: PPOIT.

Para experimentar su eficacia, se tomaron como muestra a 48 niños a los que se les dividió en dos grupos. Uno de estos grupos tomó esta combinación de probiótico y cacahuete; y el otro grupo un simple placebo. Lo tomaron una vez al día a lo largo de 18 meses.

Este ensayo finalizó en el año 2013 con un resultado espectacular: el 82 por ciento de los niños que tomaron el tratamiento, se habían curado de su alergia; en el grupo de los que tomaron el placebo, sólo un 4 por ciento pudo tomar este fruto seco tras el tratamiento.

alergias alimentarias

Un tratamiento que podría servir para curar la intolerancia de otros alimentos

Sin embargo, se siguió observando a los niños con el fin de comprobar si esta “curación” era definitiva o volvía a aparecer con el tiempo. A los cuatro años se les volvió a realizar una prueba para comprobar si la intolerancia había desaparecido o existía un riesgo de reaparición. De todos ellos, el 70 por ciento pasaron la prueba de forma positiva, por lo que resultó ser un gran éxito dentro de las alergias infantiles.

Para los investigadores este hallazgo es muy importante ya que podría ser la clave perfecta para eliminar las intolerancias alimentarias en los seres humanos, desde niños. Este tratamiento podría aplicarse, no sólo en el campo de los frutos secos sino también en cualquier otro tipo de nutriente.

Vía | Antena 3
Fotos | Cocinillas y Diabetes

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *