21 noviembre 2016 Nutrición, Salud

leche entera para los bebés

En los últimos años las necesidades de alimentación han ido variando según las distintas modas que nos ha ido imponiendo una sociedad más preocupada por la estética que por la salud. Es así como nos hemos visto invadidos por productos light, sin calorías, desgrasados y a los que, además, y a la vista de los resultados, también se les ha eliminado gran parte de sus propiedades nutritivas. La moda por cuidar la alimentación nos ha llevado, quizás, a un extremo totalmente contrario que no parece tener los resultados más óptimos.

Dentro de los alimentos totalmente necesarios y vitales para nuestros niños, y para su crecimiento, se encuentra la leche. Si bien durante los primeros meses de vida la han estado obteniendo de la propia madre, una vez ha llegado el destete lo más cercano es ofrecerle leche de vaca. Pero ¿qué tipo de leche es la más adecuada? Con el fin de evitar el sobrepeso y la obesidad, tan extendida en la población infantil, muchos padres optan por darles leche semidesnatada o desnatada, pero ¿es la más adecuada? ¿consigue el efecto que deseamos? Según un estudio realizado en Canadá parece que no.

Los niños que toman leche entera son más delgados

Lejos de lo que pudiera parecer, los niños que toman leche baja en calorías y con pocos niveles de grasa, son más propensos a subir de peso que los que la toman entera. La causa, según los investigadores, estaría en que no quedarían debidamente saciados por lo que buscarían otros alimentos que les “llenen”, cayendo en dulces, bollería u otros nutrientes poco saludables.

Este estudio se ha llevado a cabo en el hospital de St. Michael’s que se encuentra en Toronto, Canadá. Ha contado con la participación de más de 2.700 niños, con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años. Tras un minucioso seguimiento en el que, además de otras características, se les medía tanto en peso como en talla, se comprobó que aquellos que tomaban leche entera presentaban un Índice de Masa Corporal menor que los que consumían semi o desnatada.

leches para los niños

Mayor nivel de vitamina D para la leche entera

Pero si la leche entera resultó ser beneficiosa para mantener un peso adecuado, también se comprobó que los niveles de vitamina D eran mayores para los niños que la consumían. Según los expertos:

Esto podría deberse a que la vitamina D es liposoluble, lo que quiere decir que se disuelve mejor en la grasa que en el agua. Así, la leche con mayor contenido graso tiene más vitamina D.

A tenor de estos resultados, los investigadores apuestan por una revisión de las recomendaciones que los responsables nutricionales aplican en la infancia. No en vano, y según las cifras que manejan, a pesar de que una gran mayoría de niños toman leche semi o desnatada, el nivel de obesidad infantil ha crecido de forma alarmante, por lo que se debería estudiar a fondo una nueva estrategia con la que alimentar a nuestros niños.

Vía | St. Michael’s
Fotos | Tv crecer y Euro innova

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *