14 febrero 2009 Parto

padre y bebé

Ya, ya lo sé, os tengo abandonados, pero es que no tengo ni un nanosegundo para respirar y es que, ¡ya he sido mamá! Mi chiquitito se adelantó y decidió venir al mundo unas semanas antes de tiempo y claro, nos pilló un poco desprevenidos (con lo organizada que soy yo y lo planificado que lo teníamos todo).

Rompí la bolsa, pero no como en las películas, que se entera todo el barrio, sino, poquito a poco – no era capaz de distinguir si era incontinencia urinaria o que perdía líquido- y resultó que era lo segundo. Aunque tardamos un poco en ir al hospital porque no estaba segura, desde aquí os recomiendo a todas que en cuanto notéis algo raro, cojáis la bolsa con vuestras cosas y los papeles y os vayáis (nosotros lo hicimos a riesgo de parecer unos histéricos y resultó que me ingresaron).

Tras una noche esperando a que llegaran las contracciones (en realidad, no estaba de parto, así que no llegaron y me las tuvieron que provocar), al día siguiente me bajaron a la sala de dilatación. Allí compartí dolores con otras cuantas parturientas que pasaban ante mis ojos para la sala de partos, mientras yo esperaba que el goteo de oxitocina consiguiera acelerar la dilatación.

Con unos 3 centímetros pedí a gritos la epidural (al principio iba yo muy valiente, pero cuando estaba ya mordiendo la almohada decidí que no era plan de dejar a la sanidad pública con menos recursos). Y entonces llegó el descanso porque empecé a notar las contracciones, pero más lejanas y eso me relajó. Yo seguía respirando como me habían enseñado en las clases de preparación al parto y hora a hora, conseguí dilatar lo suficiente para que me llevaran por fin al paritorio.

Y por fin nació mi bebé por parto natural. Y entonces empezó el postparto, los agobios, los loquios y las incomodidades que espero poder seguir contando y compartiendo con vosotros en cada post (a ver si no tardo tanto en escribir).

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Gisela

    Enhorabuena!!!!

    Te felicito por tu bebé!

    Solo aclarar que parto natural no es con oxitocina y epidural, sino a pelo, sin medicalizar. Lo tuyo fue parto vaginal.

    De todas formas, me alegro mucho por ti.

    Un saludo!

  • Alina

    Gracias Gisela por tu apreciación. La verdad es que muy natural, teniendo en cuenta que estaba en un hospital no iba a ser…pero para mí, al margen de cómo fuera, lo más importante era que mi bebé naciera sano y salvo. Espero que sigas leyendo nuestro blog y haciendo comentarios. Siempre es enriquecedor.

Enlaces y trackbacks

  1. Como reconocer la llegada del parto 18 febrero 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *