23 mayo 2012 Opinión, Otros

Recien llegado y bien atendido
Para la correcta ubicación de los servicios de Neonatología en los diferentes centros, es necesario cumplir una serie de requisitos.

Debe estar integrado en el servicio de Pediatría, lo más cerca posible de la zona de obstetricia. La luz exterior, así como una adecuada ventilación y climatización son de obligado cumplimiento para los hospitales y clínicas. Las camas utilizadas (cunas, incubadoras y cunas térmicas) deben tener todas ruedas para su fácil desplazamiento.

El espacio requerido de integración se reparte entre sala Neonatal (prematuros y maduros), sala de intensivos, de lactancia, una sala de visitas y una sala de servicio (valida para almacenes, estar de enfermería, pasillos, etc). Todas estas áreas deben tener unas dimensiones entre 4 y 14 m2 por puesto.

Con respecto al personal necesario para cubrir este servicio, la división sería entre personal médico (neonatólogos, pediatras), de enfermería (enfermeras tituladas, auxiliares de enfermería), de apoyo (psicólogos, farmacéuticos) y subalterno (celadores, limpiadoras).

Finalmente, los términos más usados dentro del servicio de Neonatología son los siguientes. Neo-nato (recién nacido hasta las 6 semanas de edad), recién nacido término o maduro (nacido entre 37 y 42 semanas de gestación), recién nacido pre-término, prematuro o inmaduro (nacido antes de 37 semanas de gestación) y recién nacido pos-término o postmaduro (nacido después de 42 semanas de gestación).

Esta semana continuaremos este recorrido por la Neonatología, viendo lo necesario en equipamiento que hace falta en este servicio.

Vía | aibarra.org
Foto | sxc-bjearwicke

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *