28 septiembre 2016 Embarazo, Salud

Náuseas en el embarazo

Uno de los síntomas más habituales a lo largo del embarazo, especialmente durante el primer trimestre, son las náuseas. Esa angustiosa sensación de que nada nos sienta bien en el estómago, que incluso ciertos olores nos provocan desazón o andamos medio mareadas, suele pasarse conforme el embarazo avanza y nuestro cuerpo se va habituando a este nuevo habitante que se gesta en nuestro interior.

Pero si suele ser una dolencia totalmente natural, ahora viene a dejarnos mucho más tranquila la conclusión a la que han llegado los investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, que confirman que aquellas embarazadas que sufren náuseas tienen un 50 por ciento menos de posibilidades de tener un aborto espontáneo.

En el estudio participaron 800 mujeres

En esta investigación, que ha sido publicada en la revista de medicina JAMA Internal Medicine, se ha hecho el seguimiento a 800 mujeres que, tras sufrir un aborto, quedaron embarazadas de nuevo, pidiéndoles que hicieran un seguimiento, especialmente por la mañana, de las sensaciones y síntomas que notaban.

Tras cotejar todos los datos que entregaron estas mujeres, se comprobó que aquellas que habían sufridos náuseas, bien solas o acompañadas con vómito, tenían entre un 50 y un 75 por ciento de posibilidades menos de perder al bebé de forma involuntaria. Es así como se comprueba que, esa angustiosa sensación, no es síntoma de peligro.

Estudio sobre las náuseas

Las náuseas protegen al bebé de las toxinas alimenticias

En realidad no existe una teoría totalmente fiable del porqué de las náuseas, durante los primeros meses, y el efecto que tiene sobre el bebé. Sí se ha barajado la idea, al respecto de estos resultados, de que los vómitos podrían proteger al bebé frente a ciertas sustancias tóxicas o algunos patógenos que se encuentran en los alimentos y bebidas que toma la madre. De esta forma, el cuerpo de la embarazada crearía un modo de defensa ante esas sustancias dañinas que, en algunos casos, podría ser la causa de pérdida del bebé.

En cualquier caso, los responsables de este estudio quieren ser cautelosos y no generalizar ya que cada embarazo es totalmente distinto al otro. Por un lado dar motivos positivos a las mujeres que sienten náuseas, borrando la idea de que pueda ser un mal síntoma; y al mismo tiempo, tranquilizar a las que no las padecen, ya que no es una “ley” estricta para todas las gestaciones.

Vía | El nuevo Herlad
Fotos | Nutricionados y Dmedicina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *