11 septiembre 2009 Noticias, Padres y madres, Salud

Nacen dos monos con ADN mitocondrial sano
Hablamos en su día de que una pequeña parte de nuestra herencia genética procede exclusivamente de nuestras madres. Se trata del ADN mitocondrial, una porción muy pequeña de nuestros genes, pero que puede ser el origen de enfermedades raras e incurables, transmitidas una generación tras otra.

Nature publica el trabajo del grupo de Shoukhrat Mitalipov, del Centro de Investigación de Primates de Oregon (EEUU), que han conseguido un ovocito sin mutaciones en el ADN mitocondrial. Dicho ovocito fue fecundado exitosamente y el resultado son Mito y Tracker, dos crías de macaco. Ha sido el mayor logro hasta el momento, desde que en 1998 se descubrió que el ADN mitocondrial puede estar mutado.

Aún es muy pronto para hablar de resultados en humanos, ni siquiera se sabe si podrá llevarse a cabo la técnica empleada. Julio Montoya, catedrático de Biología Molecular de la Universidad de Zaragoza explica que “Lo que hicieron fue coger un ovocito con ADN mitocondrial mutado y transfirieron su ADN nuclear a otro ovocito sano”. Como cualquier técnica de manipulación genética, esta recibirá críticas de caracter ético, por lo que Montoya aclara que , el ADN de la mitocondria es algo meramente funcional, el bebé no tendrá rasgos del donante de núcleo.

El mayor problema para probar esta técnica en humanos es que se trata de elementos tan pequeños que no se puede asegurar que la célula quede completamente límpia de ADN mitocondrial de la madre. Esto implicaría que aunque el bebé naciera sano, podría ser portador de la enfermedad y transmitirla a su descendencia. A pesar de que sólo es un pequeño avance, la comunidad científica se felicita por el hallazgo, que podría suponer un gran avance contra algunas enfermedades.

El tiempo dirá si van bien encaminados.

Vía | El Mundo
Foto | Público

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *